Trasplante de Hígado

La vida después del Trasplante de Hígado

Tiempo de lectura: 4 min

Una vez dada el alta hospitalaria, en menos de 15 días se realiza un análisis de sangre y una visita médica para comprobar el estado del paciente. La frecuencia de las visitas es mensual durante los tres primeros meses y después cada dos-tres meses durante el primer año. Estas se irán espaciando a medida que las complicaciones y el paciente requiera menos atención.

Complicaciones postrasplante

Rechazo. El rechazo se presenta cuando el sistema inmunológico, un mecanismo natural del organismo diseñado contra las infecciones, se activa. El sistema inmunológico reconoce el nuevo hígado como algo extraño a su organismo e intenta rechazarlo. Existen 2 tipos de rechazo:

  • Agudo. Es el tipo de rechazo más frecuente, suele producirse en los primeros meses postrasplante, y su evolución suele ser siempre reversible.
  • Crónico. Su evolución es más lenta, pudiendo llegar a la pérdida del órgano trasplantado.

El riesgo de rechazo existe siempre, por ese motivo es muy importante tomar correctamente la medicación inmunosupresora prescrita. A pesar de todo ello, una parte de los pacientes sufren al menos un episodio de rechazo, pero la mayoría de estos se resuelven de manera satisfactoria. Aunque algunos rechazos son asintomáticos, los posibles signos de alerta pueden ser:

Infecciones. La aparición de una infección en el paciente trasplantado es un hecho común, ya que la medicación inmunosupresora disminuye las defensas de los pacientes. El tipo de infecciones que puede presentar un receptor de hígado puede ser debido a bacterias, virus u hongos. Estas infecciones son especialmente frecuentes en la herida quirúrgica, sangre, orina, pulmones y bilis durante los primeros 3-6 meses. 

Por este motivo, es imprescindible adoptar medidas higiénico-dietéticas para prevenir las infecciones: higiene de manos frecuente, higiene de los alimentos, toma de medicación, evitar ambientes contaminados, …  

Estilo de vida después del Trasplante de Hígado

manzana

Alimentación. Una buena nutrición ayuda a recuperarse antes y mantener un buen estado de salud. Comer una dieta variada y equilibrada es la manera más fácil para asegurar la ingesta de todo tipo de nutrientes. Sin embargo, la nueva situación hace preciso extremar las medidas higiénicas a la hora de seleccionar y manipular los alimentos. Se aconseja seguir estas recomendaciones durante los tres meses después del trasplante. Después de este tiempo, se pueden aplicar las normas básicas de higiene alimentaria aconsejadas en la población general.

Mujer nadando

Ejercicio. La práctica de actividad física después del trasplante representa una parte más del tratamiento para cuidar y mantener la salud. El objetivo principal es la prevención y control de las enfermedades de riesgo cardiovascular (hipertensión, diabetes, aumento del colesterol, obesidad), aquellas relacionadas con la medicación postrasplante (osteoporosis) y con la vida sedentaria. Durante los primeros tres meses la actividad recomendada es caminar y posteriormente ir aumentando intensidad y tipo de actividad.

no fumar

No fumar. Evitar los ambientes con humo. El tabaco es perjudicial para la salud y produce alteraciones en el sistema cardio-circulatorio y pulmonar. Además, aumenta de forma importante el riesgo de cáncer de pulmón y garganta.

No alcohol

Alcohol. No tomar bebidas alcohólicas. El alcohol se elimina por el hígado y produce alteraciones hepáticas.También interfiere en la absorción de los medicamentos.

sexualidad, sexo, masculino, femenino

Sexualidad. Se puede volver a la actividad sexual normal en cuanto uno se sienta confortable, a partir del momento que salga de alta hospitalaria. Si no se tiene una pareja estable se deben mantener precauciones para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS) con el uso de preservativos.

Por lo que se refiere a la actividad sexual del hombre, es muy frecuente la impotencia agravada por la debilidad y la fatiga después del trasplante. Generalmente, en pocos meses se restablece la función normal, si esto no es así, hay que consultar con el urólogo.

pareja con equipaje de viaje

Viajes. No es aconsejable viajar a países con deficiente atención sanitaria durante los primeros 12 meses post-trasplante. Posteriormente se puede viajar, pero teniendo siempre informado a su médico, quien indicará si es posible o no.

Cuando se viaje es aconsejable llevar suficiente medicación, más de la que en principio se piense necesitar, nombre de la medicación e incluso una copia del historial médico. Llevar en el equipaje de mano medicinas para su uso durante el viaje, presentándolas separadamente en los controles de seguridad.

Es aconsejable evitar consumir agua para beber sin embotellar y cubitos de hielo.

Apoyo emocional

Apoyo social y emocional. Existen asociaciones que dan apoyo y acompañan a los pacientes trasplantados en todas las fases de la enfermedad, así como a sus familias.

Información documentada por:

Constantino Fontdevila
Raquel García
Eva López
Miquel Navasa

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.