Varices

Pronóstico de las Varices

Tiempo de lectura: 2 min

Aunque las varices y la insuficiencia venosa son una enfermedad de carácter crónico, su pronóstico es eminentemente benigno, en la inmensa mayoría de los casos, incluso sin intervención. Sin embargo, es especialmente importante un buen autocuidado para disminuir sus molestias, complicaciones y progresión.

Complicaciones agudas

  • Varicorragia o sangrado por las varices. Se produce por la rotura de una vena varicosa hacia el exterior, a veces, motivada por un pequeño traumatismo o a veces sin él. La hemorragia puede ser abundante, aunque no suele ser grave, y suele ceder con la elevación de la pierna y compresión sobre el punto de sangrado.
  • Varicoflebitis o trombosis de las venas varicosas. Es la formación de un coágulo dentro de una vena que provoca que se inflame en forma de piel roja, endurecida, caliente, dolor importante, picor e hinchazón. En la mayoría de los casos no es grave y se resuelve con tratamiento antiinflamatorio, pero si la trombosis está cerca de una vena profunda puede requerir un tratamiento anticoagulante largo.
  • Infecciones cutáneas o celulitis. Se producen en pacientes con piel frágil al rascarse, o bien sobre zonas previamente ulceradas. La zona infectada será dolorosa y estará inflamada, roja y caliente. Suelen requerir tratamiento antibiótico oral.

Complicaciones crónicas

  • Alteraciones de la piel. Pueden aparecer manchas de color rojo o marrón originados por el depósito de hemosiderina (un derivado de la hemoglobina de los glóbulos rojos). Su localización típica está en las zonas declives, sobre todo en los tobillos. En fases más avanzadas, pueden aparecer alteraciones de la piel debido a que los nutrientes no llegan bien y aparece induración de la piel, de aspecto seco y con descamación y, en ocasiones, mucho picor.
  • Úlceras varicosas. Pueden aparecer al rascarse la piel, por pequeños traumatismos, o bien de manera espontánea. Normalmente aparecen en el lado interno de los tobillos. Son bastante dolorosas, se infectan con facilidad y suelen ser difíciles de curar, con lo cual requieren un manejo especializado, tanto para indicar el mejor cuidado como para estudiar y corregir la causa que las provoca.

Información documentada por:

Esther Armans
Xavier Yugueros

Publicado: 19 de junio del 2018
Actualizado: 19 de junio del 2018

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.