Pronóstico del Tumor de la Hipófisis

Tiempo de lectura: 1 min

La mayoría de los tumores hipofisarios son benignos y de crecimiento lento, por lo que el pronóstico es bueno y se suelen curar con el tratamiento médico o quirúrgico. Sin embargo, algunos tumores pueden dañar estructuras vecinas y tener un comportamiento más agresivo, requiriendo múltiples cirugías y tratamientos más complejos, asociados a radioterapia y/o tratamiento médico.

Complicaciones crónicas del Tumor de la Hipófisis

La complicación crónica más frecuente es la presencia de algún déficit hormonal o hipopituitarismo. Esta complicación es más frecuente en caso de tumores grandes y/o más agresivos. Si el tumor está próximo a las vías ópticas puede producir pérdida de la visión más lateral en ambos ojos o visión doble por afectación de los nervios que controlan el movimiento de los ojos.

Asimismo, la hormona producida en los tumores secretores puede conllevar una serie de complicaciones si no se tratan correctamente. Por ejemplo, en el caso de los prolactinoma, puede haber infertilidad, alteración del ritmo menstrual o disminución de la libido.

En el caso de la acromegalia, se pueden presentar cambios difíciles de revertir como la hipertensión, la diabetes, apneas, mayor riesgo de otros tumores como los pólipos en el colon o nódulos tiroideos o alteraciones cardíacas. La enfermedad de Cushing se asocia a cambios físicos, aumento de peso, hipertensión, diabetes, osteoporosis o riesgo cardiovascular aumentado.

Información documentada por:
Julia AlcazarEnfermera — Servicio de NeurocirugíaJoaquim EnseñatNeurocirujano — Servicio de NeurocirugíaMireia MoraEndocrinóloga — Servicio de Endocrinología y Nutrición

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.