Diagnóstico del Trastorno Depresivo

Tiempo de lectura: 2 min

A pesar de los esfuerzos realizados por la comunidad científica para hallar una prueba que permita realizar el diagnóstico certero, con objetividad, de los trastornos depresivos, en la actualidad no se dispone de ninguna técnica específica útil para realizar este diagnóstico.

prueba tachada

A día de hoy, ninguna de las pruebas de imagen que se utilizan para “ver” el cerebro (TC, escáner, resonancia magnética, radiografía, SPECT, PET, resonancia magnética funcional), el electroencefalograma, análisis de sangre (incluido el de serotonina y/o litio) o los estudios genéticos mediante saliva o mucosa de la boca, son útiles para diagnosticar los trastornos depresivos.

médico paciente, mujer

La única fuente de información relevante para el diagnóstico de esta enfermedad es la entrevista clínica con el paciente (y, frecuentemente, con algún allegado). También es importante destacar que la utilización de escalas o de entrevistas clínicas estructuradas no permite asegurar la infalibilidad del diagnóstico.

Información documentada por:
Joana Guarch DomènechPsicóloga — Servicio de Psiquiatría y PsicologíaVíctor NavarroPsiquiatra — Servicio de Psiquiatría y Psicología

Publicado: 3 de abril del 2018
Actualizado: 3 de abril del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.