Trastorno Depresivo

Causas del Trastorno Depresivo

Tiempo de lectura: 5 min

A pesar de los innumerables esfuerzos por conocer las causas de los trastornos depresivos, a día de hoy, no hay una respuesta.

Lo que sí se puede afirmar es que, a diferencia de la idea ampliamente extendida en la sociedad, los trastornos depresivos no son causados directamente por la falta o escasez de serotonina en el cuerpo. Se sabe que ingerir alimentos o productos químicos que aumentan la cantidad de serotonina en la sangre, no mejora la enfermedad depresiva.

En base a la prevalencia superior en el sexo femenino que en el masculino, también ha sido ampliamente estudiada la posible implicación causal de algún factor hormonal en el desarrollo de un trastorno depresivo, pero por el momento tampoco esta vía de investigación ha dado resultados favorables.

Otra vía ampliamente explorada ha sido y es la posible existencia de una alteración biológica en el cerebro, pero nuevamente los resultados que no han permitido sugerir una alteración concreta a este nivel.

Factores de riesgo del Trastorno Depresivo

estrés y ansiedad durante tiempo prolongado

Presencia de niveles de estrés o ansiedad elevados por un período de tiempo prolongado.

maltrato físico o psíquico infancia

Maltrato físico o psíquico en los primeros años de vida.

Otros factores que aumentan el riesgo de padecer un trastorno depresivo son:

familia, factores hereditarios

Genéticos. Tener uno o más familiares de primer o segundo grado afectados por un trastorno depresivo, un trastorno bipolar o un trastorno de ansiedad. Es posible que también sea un factor de riesgo el tener un antecedente familiar de abuso de alcohol.

Diferentes estados de ánimo

Personalidad. Tener algún rasgo de personalidad muy extremo, por ejemplo, inseguridad intensa, perfeccionismo elevado, etc.

cerebro con rayo

Enfermedades no psiquiátricas. En especial, algunas enfermedades endocrinológicas, reumatológicas, cardiovasculares y neurológicas.

Medicamentos, pastillas

Uso de fármacos. En especial los corticoides, el interferón y algunos antihipertensivos.

alcohol

Abuso de alcohol.

No obstante, es muy importante destacar que no todas las personas que tienen un trastorno depresivo presentan uno de estos factores de riesgo. La excepción es el subtipo de trastorno depresivo denominado trastorno adaptativo que, por definición, si requiere de la presencia de un factor estresante grave como desencadenante de la enfermedad.

También es muy relevante destacar que la idea ampliamente extendida de que la persona que tiene un trastorno depresivo es que es un “inmaduro” o debe estar muy preocupado por algo, es totalmente errónea; la distimia y el episodio depresivo (o depresión mayor) puede ser de aparición espontánea.

La Depresión Postparto

Una de las etapas de la vida en las que existe un riesgo especialmente elevado de desarrollar un trastorno depresivo es el postparto. Existen dos tipos de trastornos depresivos postparto: la llamada baby blues y la depresión postparto.

  • Baby blues. Se define baby blues o síntomas blues posparto a la existencia de una alteración leve en el estado de ánimo de la madre después de parir (puérpera). Estos síntomas depresivos leves son muy frecuentes. La persona que padece síntomas blues postparto, más que presentar sentimientos de incapacidad o falta de motivación, lo que suele manifestar es mucha inestabilidad del humor con gran tendencia al llanto. Con frecuencia, además, presenta irritabilidad, ansiedad, cefalea, insomnio y quejas subjetivas de falta de concentración. Estos síntomas suelen remitir espontáneamente en un plazo máximo de dos semanas. No se considera una enfermedad y no es necesario tratamiento alguno.
  • Depresión posparto. Se refiere a un episodio depresivo (no trastorno adaptativo o trastorno distímico) que se inicia en las primeras doce semanas tras el parto. La sintomatología que se observa es similar a la de cualquier episodio depresivo (depresión mayor): tristeza, sentimientos de desesperanza y de minusvalía, insomnio, pérdida de apetito, enlentecimiento psicomotor, pensamientos recurrentes de muerte, síntomas físicos varios (molestias digestivas, cefalea, fatiga), ansiedad elevada, etc. La depresión posparto sí requiere tratamiento. Si no se realiza el tratamiento adecuado el episodio depresivo postparto suele prolongarse por un período de entre 6 y 12 meses. El tratamiento de la depresión postparto es similar a la de cualquier episodio depresivo. A pesar de la creencia ampliamente extendida de que con frecuencia la paciente de depresión postparto tiene tendencia a agredir al hijo recién nacido, este hecho es en realidad excepcional.

Se desconoce qué motiva la elevada incidencia de trastornos depresivos durante el postparto. En las horas y días posteriores al parto se producen en el cuerpo de la mujer intensos y bruscos cambios hormonales. Dichos cambios afectan especialmente a las hormonas sexuales (estrógenos, progesterona), a la prolactina, a las hormonas tiroideas y al cortisol. Estos cambios, probablemente, tienen un papel clave en el desarrollo de los trastornos depresivos después del parto.

Aunque no se puede predecir al 100% quién padecerá un trastorno depresivo postparto, sí se conocen diversos factores de riesgo de tener un trastorno depresivo después del parto. Entre todos los factores de riesgo conocidos, el haber padecido un episodio previo de depresión postparto es el que tiene una mayor poder de predicción de futuras recaídas.

Principales factores de riesgo de padecer un trastorno depresivo postparto

Antecedente personal de trastorno depresivo (riesgo especialmente elevado si el antecedente personal es de depresión posparto)

Presentar sintomatología ansiosa y/o depresiva durante el embarazo

Tener escaso apoyo socio-familiar durante el embarazo

 

Información documentada por:

Joana Guarch Domènech
Víctor Navarro

Publicado: 3 de abril del 2018
Actualizado: 3 de abril del 2018

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.