Trastorno del Espectro Autista

Líneas de investigación del Trastorno del Espectro Autista

Tiempo de lectura: 2 min
  • Detección y diagnóstico. Uno de los mayores esfuerzos de la investigación en los últimos años se ha centrado en mejorar los instrumentos disponibles para la identificación precoz de la sintomatología autista, sobre todo, en las poblaciones de riesgo. La mayor concienciación, tanto en los entornos clínicos como escolares y sociales, ha favorecido esta tarea.
  • Tratamientos específicos para los síntomas principales. El gran reto del tratamiento farmacológico del autismo son sus síntomas principales: interacción social y comunicación y los patrones de conducta repetitivos. En los últimos años, se han creado consorcios, como el Autism Biomarkers Consortium, en Estados Unidos, y el European Autism Interventions – A Multicentre Study for Developing New Medications (EU-AIMS), en Europa, para posibilitar la colaboración entre la ciencia, la industria farmacéutica y los organismos reguladores gubernamentales y, así, mejorar los diseños de los ensayos, identificar predictores de respuesta y marcadores de mejoría específicos, teniendo en cuenta la heterogeneidad del TEA. A nivel de tratamiento psicológico, a pesar de que actualmente se dispone de una variedad de intervenciones psicológicas, aún es necesario realizar más estudios de investigación para dilucidar los componentes mínimos necesarios para estimular cambios significativos en los síntomas nucleares principales, así como para poder predecir qué tratamiento específico será más eficaz en un paciente concreto en un momento determinado.
  • Uso de tecnología en las intervenciones. Tanto las aplicaciones para tabletas y teléfonos inteligentes, como el uso de robots interactivos, contribuyen al avance y a la generalización de recursos terapéuticos, solo disponibles hasta entonces en el entorno experimental o clínico. Así, recientemente se ha publicado un estudio con resultados muy positivos en las habilidades sociales de niños autistas con el uso de robots humanoides interactivos que ayudan a los niños con TEA a afrontar situaciones sociales.  

Información documentada por:

Antonia Bretones
Rosa Maria Calvo

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.