Trastorno del Espectro Autista

¿Qué es el Trastorno del Espectro Autista?

Tiempo de lectura: 3 min

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) y el autismo son los términos generales que dan nombre a un grupo de trastornos complejos del desarrollo cerebral (neurodesarrollo).

Estos trastornos se caracterizan por presentar diversos grados de dificultad en la interacción y la comunicación social, así como por la tendencia a realizar conductas repetitivas.

Antes, los diferentes trastornos eran reconocidos como subtipos de la enfermedad: trastorno autista, trastorno desintegrativo infantil, trastorno generalizado del desarrollo no especificado (TGD-ne) y el Síndrome de Asperger. Ahora todos estos trastornos se han incluido bajo un mismo paraguas (el espectro), y  el diagnóstico que se da es el de Trastorno del Espectro Autista (TEA).

¿A cuántas personas afecta el Trastorno del Espectro Autista?

En Estados Unidos alrededor de 1 de cada 68 niños está identificado con algún trastorno del espectro del autismo. Esta cifra supone un aumento de diez veces en la prevalencia a lo largo de los últimos 40 años.

Este aumento se explica, en parte, por la mejora en el diagnóstico, así como por la concienciación sobre el trastorno. Los factores ambientales también influyen en esta variabilidad.

En Europa las cifras de diagnóstico son de, aproximadamente, 1 de cada 100 niños.

No se conocen las cifras de diagnóstico en población adulta, pero se sabe que es un trastorno del neurodesarrollo que persiste en la edad adulta. La sintomatología puede variar en esta edad, por lo que resulta más difícil su identificación.

Tipos de Trastorno del Espectro Autista

El grupo de trastornos que engloba el concepto de TEA se caracteriza por tener en común algunos síntomas como pueden ser las alteraciones en la interacción y la comunicación social y conductas repetitivas. Pero existe una gran variedad de presentaciones clínicas que dependen de la gravedad de la sintomatología principal, y también de los diferentes síntomas asociados que puedan aparecer. Por ejemplo, respecto a la capacidad intelectual y a la capacidad de comunicación verbal, existe una gran variedad de presentaciones en las personas con TEA:

  • Hasta un 40% de las personas con TEA tienen una capacidad intelectual promedio igual o superior a la media (es decir, no asocian ningún grado de discapacidad intelectual). 
  • Otras personas con autismo, tienen una discapacidad muy significativa y no son capaces de vivir de manera independiente. 
  • Muchas de las personas en el espectro autista tienen habilidades excepcionales en lo visual, la música y algunas habilidades académicas (cálculo).  
  • Alrededor de un tercio de las personas con TEA son no-verbales, pero pueden aprender a comunicarse a través de otros medios.

Cada persona con autismo se debe tratar de forma individualizada para establecer la intervención más adecuada, dirigida a potenciar sus habilidades, mejorar las dificultades que interfieren en el funcionamiento y proporcionarles el grado de soporte necesario. 

Información documentada por:

Antonia Bretones
Rosa Maria Calvo

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.