Trastorno Bipolar

Causas del Trastorno Bipolar

Tiempo de lectura: 3 min

La causa es en su origen, esencialmente, biológica y genética. El sistema límbico es el responsable de regular las emociones y de que el estado de ánimo esté estable y acorde a las circunstancias. Es decir, influye en que cada día nos levantemos con un humor similar y coherente con lo que sucede en la vida. Evidentemente, este humor será más o menos estable en función de diferentes aspectos como la salud física, el descanso, los acontecimientos diarios, etc.

En el caso de las personas que tienen trastorno bipolar, el sistema límbico funciona erróneamente, por lo que su estado de ánimo sufre bruscas alteraciones sin que necesariamente exista un motivo personal, laboral, familiar o social que lo justifique. 

Los neurotransmisores como la dopamina, la serotonina y la acetilcolina juegan un papel crucial en cada fase. En las fases maníacas existe un aumento de los niveles de dopamina, y en las depresivas, una disminución de la serotonina. Hormonas, como la tiroxina, también son importantes.

El primer factor de riesgo –y la causa de la mayoría de recaídas- es dejar de tomar la medicación.

pastilla con señal de alerta

El primer factor de riesgo –y la causa de la mayoría de recaídas- es dejar de tomar la medicación. Casi la mitad de las personas que tienen un trastorno bipolar no toman correctamente la medicación prescrita por su psiquiatra, lo que facilita la aparición de nuevos episodios y un empeoramiento progresivo del curso de la enfermedad.

No consumir drogas, drogas tachado

Otro desencadenante muy común es el consumo de alcohol y otros tóxicos –cannabis, cocaína, drogas de diseño y el abuso de café –.

Sueño no reparador

Dormir menos de siete u ocho horas, lo que puede ser un indicador de que se está iniciando una fase de euforia y puede desencadenar un episodio.

Pastillas con rayas verdes y blancas

Determinados fármacos que se usan para otras enfermedades pueden actuar también como desencadenantes de nuevos episodios. Entre ellos destacan los corticoides. En este sentido, se recomienda consultar con el psiquiatra si se pueden tomar determinados fármacos.

Mujer pariendo, parto

El parto, en algunas mujeres, puede actuar como desencadenante debido a los cambios hormonales. Normalmente se oye hablar de depresión postparto: ello no tiene nada que ver con factores psicológicos del tipo “miedo a la responsabilidad de ser madre” o a “sentirse vacía”. Se trata, sencillamente, de un descenso brusco en los niveles de estrógenos que puede provocar tanto un episodio de depresión postparto –más frecuente en las mujeres con un trastorno bipolar- como un episodio de manía postparto.

Factores desencadenantes de episodios

Los factores psicológicos también juegan un papel importante como desencadenantes, es decir, actúan como el gatillo que dispara un episodio. Factores de tipo psicológico, como el estrés o los acontecimientos vitales negativos, pueden desencadenar un episodio maníaco o depresivo en una persona vulnerable a la enfermedad. 

Hay que tener en cuenta que los episodios positivos, también pueden desencadenar un episodio. Es decir, se puede empezar un episodio tras ser despedido del trabajo o tras ser ascendido, tras divorciarse o tras empezar una relación. Lo curioso es que el signo positivo o negativo del acontecimiento desencadenante, no condiciona que el episodio sea depresivo o maníaco.

Cabe esperar, por ejemplo, que una persona con un trastorno bipolar empiece un episodio depresivo tras el fallecimiento de un ser querido, pero la realidad es que muchos pacientes con trastorno bipolar inician un episodio maníaco tras una desgracia. Esto da una idea de hasta qué punto los factores biológicos, más que los psicológicos, son decisivos en esta enfermedad.

Aparte de los desencadenantes de tipo psicosocial, hay varias situaciones que pueden provocar la aparición de un nuevo episodio.

Información documentada por:

Mercè Comes
Diego Hidalgo Mazzei
Anabel Martínez
Eduard Vieta

Publicado: 20 de marzo del 2018
Actualizado: 20 de marzo del 2018

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.