Causas del Síndrome de Transfusión Feto Fetal

Tiempo de lectura: 1 min

En el síndrome de transfusión feto fetal los fetos son normales y el problema está en la placenta, en las anastomosis vasculares a través de las que existe paso de sangre de un feto a otro. En, aproximadamente, un 15% de gestaciones monocoriales, por razones desconocidas, aparece una transfusión feto fetal severa. La mayoría de casos (aproximadamente un 85-90%) aparecen entre las 16 y las 25 semanas de gestación, siendo menos probable la transfusión feto fetal en etapas precoces y tardías de la gestación.

En los casos graves, el feto que entrega su sangre (donante) desarrolla una pérdida de volumen y el feto transfundido (receptor) recibe mucha sangre, provocando una sobrecarga de volumen que, en casos severos, puede llevar a un fallo cardíaco. El feto donante reacciona reduciendo la pérdida de volumen, por lo que deja de orinar, lo que se traduce en una disminución de la cantidad de líquido amniótico (oligohidramnios), quedando como “envasado”, por lo que se le conoce también como “stuck twin”. El feto receptor, para intentar eliminar el exceso de volumen, aumenta la producción de orina, lo que hace aumentar el líquido amniótico (polihidramnios). El líquido amniótico en exceso aumenta el riesgo de rotura prematura de membranas y de parto prematuro por la distensión uterina.

Información documentada por:
Mar BennasarMédico especialista en Medicina Fetal — Servicio de Medicina MaternofetalMaría MaríEnfermera — Servicio de Medicina Maternofetal

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.