Rinosinusitis

Vivir con Rinosinusitis

Tiempo de lectura: 2 min
Dormir

Descansar. El descanso ayuda al organismo a combatir la inflamación y a recuperarse antes.

Hombre bebiendo agua

Beber líquidos. Estar bien hidratado ayuda a diluir las secreciones mucosas y fomenta el drenaje. Se deben evitar las bebidas que contienen cafeína, ya que pueden producir deshidratación.

HIgiene, ducha, higiene diaria

Humedecer las cavidades de los senos paranasales. Es recomendable realizar vahos de agua caliente, o bien tomar duchas calientes e inhalar el aire cálido y húmedo para ayudar a aliviar el dolor y ayudar a la secreción de la mucosidad.

Persona con compresas en la cara

Aplicar compresas tibias en la cara. Colocar toallas tibias y húmedas alrededor de la nariz, mejillas y ojos para aliviar el dolor facial.

Irrigación nasal

Enjuagar las fosas nasales. Usar una botella de diseño especial o un contenedor de solución salina para enjuagar las fosas nasales. Utilizar agua no contaminada (destilada, estéril, hervida y enfriada anteriormente, o filtrada con un filtro de tamaño de poro absoluto de 1 micra o menos) para preparar la solución de irrigación.

Persona estirada en la cama con la cabeza elevada

Dormir con la cabeza elevada. Ayuda a drenar los senos paranasales y reduce la congestión.

Infección respiratoria en persona mayor

Evitar las infecciones de las vías respiratorias superiores. Minimizar el contacto con personas que estén resfriadas. Lavar de forma frecuente las manos con agua y jabón, en especial antes de las comidas.

asma alérgica, polen, plantas, flores

Controlar las alergias. Con la ayuda del médico intentar mantener los síntomas bajo control.

Humidificador

Usar un humidificador. Si en casa el aire es seco, como ocurre si se tiene calefacción mediante aire caliente forzado, humidificar el aire ayuda a prevenir la rinosinusitis. Asegurarse de mantener el humidificador limpio y sin moho, limpiándolo bien y con regularidad.

No alcohol

Evitar el consumo de alcohol porque favorece la deshidratación y puede empeorar la inflamación del revestimiento de los senos paranasales y la nariz.

Tabaco, Cigarro

El tabaco y los contaminantes ambientales influyen de forma directa empeorando la sintomatología, ya que contribuyen a la destrucción de los cilios que transportan el moco favoreciendo su estancamiento.

Información documentada por:

Cristóbal Langdon

Publicado: 19 de septiembre del 2018
Actualizado: 19 de septiembre del 2018

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.