Rinosinusitis

Pronóstico de la Rinosinusitis

Tiempo de lectura: 2 min

La rinosinusitis aguda suele tener un desarrollo favorable y con buen pronóstico. Con el tratamiento adecuado se minimiza el riesgo de complicaciones y se consigue la curación. En el caso de las rinosinusitis crónicas, en general, se logra un buen control de los síntomas y los pacientes pueden tener una buena calidad de vida.

Complicaciones agudas

Las complicaciones agudas están relacionadas con la extensión de la infección a otros órganos del cuerpo.

  • Meningitis. Esta infección causa la inflamación de las membranas y los líquidos que rodean el cerebro y la médula espinal.
  • Shock séptico. La septicemia se produce cuando se afectan las venas que rodean los senos paranasales por lo que los químicos que se liberan en la sangre para combatir la infección provocan respuestas inflamatorias en todo el cuerpo. Esta inflamación puede dañar diversos órganos y provocar insuficiencias. Si la septicemia deriva en un shock séptico, la presión arterial disminuye de manera considerable.
  • Otras infecciones. En ocasiones, la infección se puede extender hasta los huesos (osteomielitis) o la piel (celulitis).
  • Problemas de visión. Si la infección se extiende hasta la cavidad ocular, puede producir visión reducida o incluso ceguera que puede ser permanente.

Complicaciones crónicas

Las complicaciones crónicas suelen ser secundarias a la ocupación de forma crónica por el moco y/o los pólipos de la cavidad nasal y los senos paranasales.

  • Mucoceles. Cuando el moco se acumula se pueden producir mucoceles que obstruyen el conducto de drenaje del seno paranasal. Esta retención de moco incrementa la presión interior que puede provocar la destrucción gradual de las paredes más vulnerables del seno paranasal.
  • Pérdida parcial o total del sentido del olfato. La obstrucción nasal e inflamación del nervio del olfato (nervio olfativo) pueden causar pérdida temporal o permanente del olfato.
  • Bloqueo nasal. Imposibilidad de respirar por la nariz por la ocupación por moco y/o pólipos de forma crónica.
  • Efectos secundarios derivados de los tratamientos crónicos.

Información documentada por:

Cristóbal Langdon

Publicado: 19 de septiembre del 2018
Actualizado: 19 de septiembre del 2018

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.