Rinosinusitis

Causas de la Rinosinusitis

Tiempo de lectura: 3 min
Virus, infección

Virus. La rinosinustis vírica aguda puede estar causada por más de 200 virus distintos. Entre ellos los más frecuentes son los rinovirus (25-80%), seguidos de los coronavirus (10-20%), el virus influenza -gripe (10-15%) y el adenovirus (5%). En un 20-30% de los casos no se llega a detectar ningún virus. La proporción puede variar según la época del año, el grupo de población analizado o el método de detección.

bacterias y gérmenes

Bacterias. Cuando los síntomas empeoran a los 5 días o persisten más allá de 10 días se habla de rinosinusitis bacteriana aguda. Se trata de la sobreinfección bacteriana de una mucosa afectada por una infección vírica aguda o resfriado común. Según el Consenso Europeo sobre Rinosinusitis y Pólipos Nasales (EPOS 2012) las especies bacterianas que se aíslan con mayor frecuencia son Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae y Moraxella catarrhalis. En un porcentaje menor también se aíslan otras especies de estreptococos, anaerobios y Staphilococcus aureus.

No queda claro el papel de los microorganismos en el desarrollo de la rinosinusitis crónica. En la mayoría de pacientes se halla una flora polimicrobiana y fúngica en los cultivos.

Factores de riesgo de la Rinosinusitis

Rinosinusitis aguda. El principal factor de riesgo para desarrollar una rinosinusitis bacteriana aguda es la alteración del transporte de la mucosidad (transporte mucociliar) sobre el epitelio nasal. Este epitelio presenta unas vellosidades, los cilios, que son las estructuras encargadas de transportar el moco. En una infección vírica, se pueden destruir y facilitar la sobreinfección bacteriana, pero una anormalidad en las fosas nasales, también puede alterar la dirección del transporte ciliar y acumular la mucosidad.

Rinorinosinusitis crónica. Existen múltiples factores de riesgo:

Función anormal de los cilios de las vías respiratorias

Alteración del transporte mucociliar de forma crónica. Se caracteriza por tos, rinitis y sinusitis crónica debida a la función anormal de los cilios de las vías respiratorias. Se manifiesta en enfermedades como la discinesia ciliar primaria o el síndrome de Kartagener.

Mucosidad o moco más viscoso

Alteración en las características del moco como ocurre en la fibrosis quística. En esta enfermedad se produce un moco más viscoso que es difícil de transportar.

asma alérgica, polen, plantas, flores

Asma. Está muy relacionada con la rinosinusitis crónica. De hecho el tratamiento de la rinosinusitis suele mejorar el control del asma.

Aspirina

Sensibilidad a los antiinflamatorios no esteroideos. Es un trastorno del metabolismo de estos medicamentos que puede desencadenar una inflamación crónica de la vía aérea baja y alta (senos paranasales).

Virus, infección

Trastornos en el sistema inmunitario. Como el VIH o una inmunodeficiencia variable común.

nariz taponad o bloqueda por la mucosa nasal

Rinitis alérgica u otra atopia que afecta los senos paranasales. La rinitis alérgica ocasiona edema en la mucosa nasal que puede bloquear en parte el orificio de drenaje de los senos paranasales.

Factores ambientales

Factores ambientales. Como la exposición regular a contaminantes como el humo del tabaco.

Embarazada

Embarazo. Un 20% de las embarazadas presentan síntomas de congestión nasal durante el embarazo.  Se desconoce el motivo por el que se produce.

nariz desviada

Variaciones anatómicas. Desviación septal, alteración de la apófisis unciforme, concha bullosa.

 

Información documentada por:

Cristóbal Langdon

Publicado: 19 de septiembre del 2018
Actualizado: 19 de septiembre del 2018

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.