Diagnóstico de la Retinopatía Diabética

Tiempo de lectura: 3 min

El diagnóstico de retinopatía diabética está estrechamente asociado a su estadio. Cuando aparecen los signos de la enfermedad en el fondo de ojo, normalmente mediante fotografía, se produce el diagnóstico y clasificación de la enfermedad. Asimismo, cuando además se detecta la presencia de líquido en la parte central de la retina se diagnostica de edema macular diabético asociado.

Pruebas para diagnosticar el Retinopatía Diabética

El diagnóstico de retinopatía diabética necesita de un conjunto de pruebas complementarias, ya que la enfermedad no es visible externamente al encontrarse en la parte más profunda del ojo (fondo de ojo). Solo la angiografía fluoresceínica presenta efectos secundarios y precauciones remarcables, el resto no tienen. Las principales exploraciones que se utilizan son las siguientes:

Máquina que estudia el fondo de ojo

Biomicroscopía indirecta de fondo de ojo. Mediante una lámpara de hendidura y una lente condensadora se consigue visualizar el fondo de ojo a través de los oculares. Solo ve la imagen la persona que realiza la exploración, normalmente, el oftalmólogo.

retinografía

Retinografía. Fotografía del fondo de ojo a través de una cámara que permite almacenar el resultado. En función del aparato puede necesitar o no dilatar la pupila. En función del campo de la fotografía pueden ser de 30-45º (convencionales) hasta 210º (campo ultra-amplio). Es el principal medio de cribado para las personas con diabetes.

Angiografía

Angiografía retinal fluoresceínica. Exploración similar a la retinografía, pero con la inyección de fluoresceína en una vena. Este colorante llega al fondo de ojo y destaca la imagen de los cambios de la circulación retiniana y, principalmente, la presencia de neovasos y hemorragias. No se puede realizar esta prueba a personas que tengan alergia a la sustancia que se inyecta, y se debe tener especial precaución con los pacientes que sufren del riñón; además, el día de la prueba se puede orinar de color amarillo.

tomografía de coherencia óptica

Tomografía de coherencia óptica. Escáner de la parte central de la retina (mácula) mediante unos haces de luz. Permite obtener unas imágenes de los cortes de las diferentes capas de la retina. Especialmente útil para explorar el edema macular diabético.

fondo de ojo, retina

Angiografía por tomografía de coherencia óptica. Prueba de reciente aparición que se basa en el escaneado de las capas de la retina y el posterior procesamiento de las imágenes. Permite caracterizar la circulación sanguínea retiniana sin tener que inyectar ningún colorante.

Información documentada por:
Marc FiguerasOftalmólogo — Servicio de OftalmologíaAnna SalaOftalmóloga — Servicio de OftalmologíaVictòria HernándezEnfermera — Servicio de Oftalmología

Publicado: 3 de julio del 2018
Actualizado: 3 de julio del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.