Causas de la Retinopatía Diabética

Tiempo de lectura: 3 min

La retinopatía diabética está causada por los cambios en la circulación sanguínea que tienen las personas con diabetes (sobre todo el aumento de la glucosa) y que dañan los vasos sanguíneos de la retina que ocasionan hemorragias, pérdida de líquido y cúmulo de grasas.

Estos vasos alterados provocan que haya zonas de la retina donde no llegue la circulación sanguínea (isquemia), y otras partes donde se acumule el líquido (edema) que sale de los vasos enfermos.

Las partes de la retina que no reciben los vasos sanguíneos producen una serie de moléculas (VEGF, factor de crecimiento vascular, endotelialt por ejemplo) con el objetivo de hacer crecer vasos nuevos. El problema es que las moléculas forman vasos no bien formados (neovasos) por lo que producen hemorragias que hacen perder visión. Además, el cúmulo de líquido en algunas partes de la retina, sobre todo en el centro (mácula), ocasiona pérdida directa de visión.

Además de la glucosa elevada, factores como el aumento de la presión arterial o el colesterol alterado influyen en la aparición de la retinopatía. También se sabe que los pacientes con esta enfermedad presentan desde el inicio pequeños cambios de inflamación y afectación de los nervios del fondo del ojo.

Factores de riesgo de la Retinopatía Diabética

Los principales factores de riesgo de la retinopatía diabética se definen como modificables (control de glucemia, presión arterial, altos niveles de lípidos (dislipemia) y hábitos de vida), y no modificables (duración de la diabetes, edad, predisposición genética y etnicidad).

edad, hacerse mayor

Duración de la diabetes. El riesgo de desarrollar una retinopatía diabética o de que progrese, aumenta con el tiempo. Más de 10 años de duración se asocia a mayor frecuencia de retinopatía diabética.

Medición de la glucosa

Control glucémico. Un estricto control de glucemia (glucosa en sangre) con valores controlados de hemoglobina glicosilada (HbA1C) reduce la incidencia de retinopatía. Cuanto más elevada es la glucosa en la sangre, mayor es la formación de la hemoglobina glicosilada. Así pues, los niveles de hemoglobina glicosilada ayudan indirectamente a identificar cómo ha sido de eficaz el tratamiento y cómo se encuentra la glucosa de la sangre del paciente durante los últimos 2 o 3 meses.

Midiendo la presión a través de un barómetro

Presión arterial. El control efectivo de la presión arterial reduce el riesgo de una progresión de la retinopatía diabética. La presión arterial ideal para la mayoría de las personas con diabetes debe ser menor de 140/80 mmHg, aunque puede ser adecuado otro valor dependiendo del paciente.

Colesterol taponando una arteria

Niveles de lípidos en sangre (colesterol y triglicéridos) (dislipemia). Un nivel elevado de lípidos en sangre puede llevar a una mayor acumulación de exudados, los depósitos de proteínas que se filtran en la retina. Esta condición se asocia con un mayor riesgo de pérdida visual moderada.

Bote análisis de orina

Microalbuminuria y nefropatía diabética. Se refiere a los valores de una proteína conocida como albúmina en orina, que cuando aparece, puede poner de manifiesto que hay retinopatía diabética. Es marcadora de una alteración renal incipiente, pese a no dar manifestaciones clínicas a menudo se da en la diabetes y/o hipertensión arterial.

Embarazada

Embarazo. Las pacientes con diabetes y un fondo de ojo normal al inicio del embarazo presentan un riesgo bajo de desarrollar una retinopatía diabética. En cambio, las mujeres que inician el embarazo con retinopatía pueden mostrar progresión, debido a alteraciones funcionales de la retina durante la gestación.

Información documentada por:
Marc FiguerasOftalmólogo — Servicio de OftalmologíaAnna SalaOftalmóloga — Servicio de OftalmologíaVictòria HernándezEnfermera — Servicio de Oftalmología

Publicado: 3 de julio del 2018
Actualizado: 3 de julio del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.