Tratamiento de la Osteoporosis

Tiempo de lectura: 3 min

Existen distintos tratamientos para la osteoporosis en función de las características del paciente (edad y enfermedades), los valores de la densitometría ósea, la presencia de fracturas anteriores y los fármacos que se han recibido previamente. 

El tratamiento de la osteoporosis tiene 4 pilares:

Calcio

Calcio. Es importante seguir una alimentación rica en calcio, o en su defecto, tomar algún suplemento farmacológico.

Vitamina D

Vitamina D. Mantener unos niveles adecuados de vitamina D ayudan al cuerpo a absorber el calcio y a la correcta mineralización del hueso.

manzana

Estilo de vida saludable. Se recomienda un estilo de vida saludable en todos los pacientes con osteoporosis, osteopenia y/o factores de riesgo para desarrollar osteoporosis. Además de seguir una alimentación rica en calcio, se aconseja realizar de manera regular ejercicio físico, dejar de fumar y beber alcohol con moderación. 

Pastillas verdes, azules y blancas

Tratamiento farmacológico dirigido a reducir el riesgo de fractura. 

Tratamiento farmacológico

Los fármacos que se utilizan para tratar la osteoporosis son aquellos que disminuyen la resorción/reabsorción ósea (antirresortivos) y los fármacos que estimulan la formación ósea (osteoformadores). Es importante señalar que no todos los fármacos antirresortivos son iguales. Así, dentro de este tipo de fármacos, los bisfosfonatos (como el ácido alendrónico, risedrónico, ibandrónico y zolendrónico) son los más conocidos y los que se utilizan con más frecuencia. Más recientemente se ha introducido el tratamiento con denosumab. Otros tratamientos antirresortivos son los moduladores selectivos de los receptores estrogénicos (SERMs) y los estrógenos. En la actualidad, solo se dispone de la teriparatida como fármaco osteoformador.  

Duración del tratamiento

Cada tratamiento tiene una pauta diferente y su duración debe ser determinada por el médico. Se suele recomendar revalorar el tratamiento con bisfosfonatos orales tras 5 años de tratamiento, y en ese momento, según la respuesta clínica, la gravedad de la osteoporosis y los factores de riesgo asociados, se recomienda mantener el tratamiento o bien, realizar un descanso del mismo. 

La duración total del tratamiento (años) y/o del descanso dependerá del tipo de bisfosfonato utilizado o la gravedad de la osteoporosis, entre otros. 

Por el contrario, en el caso del tratamiento osteoformador con teriparatida, la duración recomendada es de 2 años. 

En el caso del tratamiento con denosumab, es importante no abandonarlo sin consultar con el médico, porque existe el riesgo que se pierda el efecto conseguido y que empeore la enfermedad. 

En la tabla siguiente se detallan los distintos fármacos para la osteoporosis:

  DOSIS Periodicidad Vía
Ácido alendrónico 70 mg semanal oral
Ácido risedrónico 

35 mg

75 mg

semanal

2 días/ mes

oral
Ácido ibandrónico  150 mg mensual oral
Ácido zolendrónico 5 mg anual endovenoso
Denosumab 60 mg semestral subcutáneo
SERMs

Raloxifeno
60 mg
Bazedoxifeno
20 mg

diaria oral
Teriparatida 20 microg diaria subcutáneo

Tras iniciar el tratamiento de la osteoporosis, se recomienda realizar un control clínico a los 6 o 12 meses para valorar la tolerancia y cumplimiento del fármaco (si se sigue de forma regular y adecuada). La realización de analíticas y densitometrías óseas periódicas dependerán de las características de cada paciente y del fármaco utilizado.  

Información documentada por:
Núria GuañabensReumatóloga — Servicio de ReumatologíaPilar PerisReumatóloga — Servicio de ReumatologíaCelia SauraEnfermera — Servicio de Reumatología

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.