Pruebas y diagnóstico de la Osteoporosis

Tiempo de lectura: 3 min

El diagnóstico se establece de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en función de los resultados de la densitometría y la presencia de fracturas óseas. 

historia clínica

Historial de fracturas por fragilidad. 

densitometria ósea

La densitometría ósea es una prueba sencilla que evalúa la densidad mineral de los huesos y la compara con la de individuos sanos.

Otras pruebas complementarias:

Tubo extracción de sangre

Analítica de sangre. Para descartar otras enfermedades que se asocian con osteoporosis y/o fracturas. Así, es importante valorar los valores del calcio y fosfato en sangre, que son los principales elementos que constituyen el hueso, como también los niveles de la vitamina D. 

Resonancia magnética

Tomografía computarizada (TC), resonancia nuclear magnética (RNM) o gammagrafía ósea. No es necesaria la realización de pruebas de imagen para el diagnóstico de la osteoporosis, aunque sí que puede ser útil en caso de fracturas óseas para determinar sus características y poder establecer un criterio médico. 

Información documentada por:
Núria GuañabensReumatóloga — Servicio de ReumatologíaPilar PerisReumatóloga — Servicio de ReumatologíaCelia SauraEnfermera — Servicio de Reumatología

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.