Tratamiento de la Neumonía

Tiempo de lectura: 2 min

La selección del tratamiento antibiótico se escoge en función del microorganismo que ha causado la neumonía. En su elección se tienen en cuenta factores como la gravedad de la neumonía, la etiología más probable (en base a los datos clínicos, epidemiológicos y radiológicos) y las resistencias a los antibióticos de los microorganismos más frecuentes en nuestra área (un microorganismo es resistente a un antibiótico cuando este no logra eliminarlo debido a que el microorganismo puede sobrevivir al efecto del antibiótico).

El objetivo del tratamiento antibiótico es eliminar la bacteria causante de la infección o impedir su multiplicación. Es importante cumplir el tratamiento antibiótico completo para evitar la aparición de resistencia a los antibióticos. Si se interrumpe el tratamiento antibiótico de forma prematura, se corre el riesgo de que la bacteria causante de la neumonía vuelva a crecer y se multiplique, y que produzca, así, una infección aún más grave.

En general, se identifican tres situaciones para el tratamiento antibiótico:

  • Tratamiento ambulatorio (Neumonía adquirida en la comunidad (NAC) leve). Este grupo de pacientes, por lo general, son tratados con antibióticos del tipo: fluroquinolona (moxifloxacino o levofloxacino), betalactámico o macrolido. Las personas con enfermedades crónicas que puedan incrementar el riesgo de tener una neumonía causada por un patógeno no habitual y que son tratadas ambulatoriamente deben recibir como tratamiento: moxifloxacino o levofloxacino o amoxicilinaclavulánico más un macrólido.
  • Tratamiento en el hospital. Si  el tratamiento es por vía oral: moxifloxacino o levofloxacino o amoxicilinaclavulánico más un macrólido. Si el tratamiento es endovenoso, el tratamiento sería: cefalosporina de 3a generación o amoxicilinaclavulánico, asociados a un macrólido o levofloxacino en monoterapia.
  • Tratamiento en la UCI (NAC severa). El tratamiento pautado es una cefalosporina de 3ª generación asociada a levofloxacino o a un macrólido.

El inicio precoz del tratamiento antibiótico en el paciente con Neumonía Adquirida en la Comunidad (NAC) es muy importante y se debe administrar antes de que pasen 4 horas desde el diagnóstico, ya que se ha demostrado una reducción en la morbi-mortalidad, así como también en la estancia hospitalaria.

Los pacientes adultos con Neumonía Adquirida en la Comunidad (NAC) son divididos en diferentes grupos, en función del mayor o menor riesgo de tener una evolución complicada, es decir, de los factores pronósticos de gravedad.

Para ello se utilizan escalas de severidad, la más utilizada es el Pneumonia Severity Index (PSI). Este valora 20 variables y divide a los pacientes en 5 grupos. Cada grupo de pacientes con NAC tiene una etiología más o menos diferenciada y, por tanto, un tratamiento diferente.

Información documentada por:
Juan RosellóEnfermero — Servicio de NeumologíaAntoni TorresNeumólogo — Servicio de Neumología

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.