Vivir con Lupus

Tiempo de lectura: 3 min

El paciente con lupus puede llevar una vida normal desde un punto de vista familiar, laboral y social debido a la mejora de los tratamientos. Sin embargo, la cronicidad de la enfermedad obliga al paciente a seguir una cierta disciplina en cuanto a los controles y recomendaciones médicas y seguimiento del tratamiento, que suele ser de larga duración, así como también puede ver limitada alguna de sus actividades. En este sentido, se tiene que ir adaptando al ritmo que marque la enfermedad y a los efectos de la medicación.

no fumar

Alcohol y tabaco. Debido a la inflamación y daño en los tejidos de la piel y venas sanguíneas, se aconseja evitar la ingesta de alcohol y tabaco.

manzana

Alimentación. La alimentación tiene que ser equilibrada con alimentos con bajo contenido en sal, azúcar, grasa y alto contenido en fibra. Si hay afectación renal, hay que evitar la ingesta de alimentos salados. Es muy recomendable la “dieta mediterránea”, ya que conlleva menor índice de obesidad y ayuda a disminuir los riesgos de diabetes, hipertensión arterial, infarto agudo de miocardio, accidentes vasculares cerebrales,…

Mujer haciendo ejercicio

Ejercicio. El ejercicio es recomendable, pero debe ser moderado y siempre hay que evitar el ejercicio extenuante. Se recomienda realizar actividades aeróbicas como caminar, nadar o ir en bicicleta para prevenir la debilidad muscular y controlar la fatiga. Además, el ejercicio proporciona sensación de bienestar.

hombre durmiendo 7-8 horas

Sueño. Es aconsejable que el paciente con lupus duerma entre 7-8 horas al día y, sobre todo, de noche. En períodos de brotes, pequeñas siestas a lo largo del día son recomendables. 

sexualidad, sexo, masculino, femenino

Sexualidad. Lo más importante, si algo preocupa en el ámbito sexual, es hablarlo con la pareja y, ante cualquier duda, comentarlo con el equipo médico. Los pacientes con lupus pueden experimentar los siguientes síntomas que pueden influir en la vida sexual:  disminución de la libido o deseo sexual, sobre todo, por los corticoides; dolor articular; dolor de cabeza; cansancio y llagas en la boca. El lupus no es contagioso, pero, sin embargo, hay que tomar precauciones frente a las Infecciones de Trasmisión Sexual y, con más motivo, si se están tomando inmunosupresores. A las mujeres con lupus no se les recomienda tomar la píldora anticonceptiva porque las hormonas pueden empeorar la enfermedad o causar un brote.

Apoyo emocional, mujeres

Apoyo social y emocional. Es muy importante rodearse de personas que conozcan la enfermedad y la entiendan, para sentirse apoyado en momentos en los que decae el ánimo. Tanto las asociaciones profesionales como comunidades de pacientes pueden ser de gran ayuda.

Información documentada por:
Ricard CerveraMédico Internista — Servicio de Enfermedades AutoinmunesGerard EspinosaMédico Internista — Servicio de Enfermedades AutoinmunesNeus GuaschEnfermera — Servicio de Enfermedades AutoinmunesJosé-Manuel MascaróDermatólogo — Servicio de DermatologíaLuis QuintanaNefrólogo — Servicio de NefrologíaIrene TeixidóObstetricia y Ginecología — Servicio de Medicina Maternofetal

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.