Lupus

Pronóstico del Lupus

Tiempo de lectura: 3 min

Las mejoras en el diagnóstico y en el tratamiento han hecho que la expectativa de vida de los pacientes con lupus haya mejorado de forma notable. En la actualidad, se considera que es prácticamente normal. 

Complicaciones agudas y crónicas del Lupus

Las complicaciones, tanto agudas como crónicas, pueden deberse a la actividad de la enfermedad y a efectos secundarios del tratamiento.

Complicaciones agudas. Algunos efectos adversos de la terapia utilizada son los responsables de las complicaciones como las infecciones, el insomnio, el nerviosismo o las alteraciones de los análisis (alteraciones del hígado o disminución de las células de defensa).

Complicaciones crónicas. Quizás son más importantes, ya que son las causantes del daño orgánico que es, además, irreversible y que se relaciona con un empeoramiento del pronóstico del lupus. Desafortunadamente, entre las más frecuentes están la osteoporosis, la necrosis avascular (muerte del tejido óseo por falta de irrigación sanguínea), la arteriosclerosis acelerada con sus manifestaciones cardiovasculares y otras que, aunque no son tan graves, sí que pueden afectar de manera importante a la calidad de vida de los pacientes con el aspecto cushingoide (cara de luna llena), el aumento importante de peso o las estrías cutáneas. Otro tipo de complicaciones crónicas se relacionan directamente con la actividad de la enfermedad como pueden ser la insuficiencia renal crónica que, en algunos casos, puede requerir trasplante renal o una artritis deformante, que puede provocar una incapacidad funcional importante.

Embarazo y Lupus

Las mujeres jóvenes que tienen lupus se pueden quedar embarazadas. Sin embargo, es muy importante que el embarazo esté planificado por parte de la paciente, su pareja y el médico responsable en una visita preconcepcional.

La planificación se explica porque el embarazo se debe llevar adelante en situaciones de poca o nula actividad del lupus. Algunos tratamientos no pueden darse en el embarazo y la presencia de algunos anticuerpos se relacionan con algunas complicaciones durante la gestación. Todos estos aspectos, deben ser tenidos en cuenta ante el deseo de embarazo. 

Un ligero incremento del riesgo de brotes de lupus durante la gestación obliga a controles frecuentes a cargo de un equipo especializado de atención médica. Además, existe un riesgo aumentado de retraso de crecimiento intrauterino, preeclampsia, abortos y prematuridad. La periodicidad de las visitas, analíticas y ecografías se ajusta a la evolución clínica de la enfermedad.

En principio, el lupus no es una contraindicación para que el parto sea vaginal ni para la lactancia materna. El puerperio o periodo después del parto, es una situación de riesgo para desencadenar un brote de la enfermedad.

Como se ha comentado, existen algunos anticuerpos que requieren un control más exhaustivo como los anti-Ro, por el riesgo de bloqueo cardíaco fetal, o los anticuerpos antifosfolípídicos, por su relación con abortos y muertes fetales.           

Las mujeres con lupus que no desean quedarse embarazadas o en las que se desaconseja (por tomar medicamentos que pueden ser perjudiciales para el feto o presentar una actividad grave del lupus), necesitan un método fiable para el control de la natalidad que debe ser indicado por el especialista. 

Cómo paliar los efectos secundarios del Lupus

  • Disminuir la fatiga, a través del descanso y reducir el nivel de actividad diaria.
  • Reducir el estrés.
  • Evitar la exposición solar directa y también las luces fluorescentes. Utilizar gafas de sol, protectores solares, gorras y sombreros.
  • Comunicárselo al entorno más cercano (familia y amigos).
  • Rodearse de amigos que entiendan que, quizás, no puedes salir de noche, que no tienen energías para realizar actividades, o que te acompañen por la calle caminando por la sombra.
  • Pedir ayuda a familiares, amigos y profesionales de la salud cuando se necesite.

Información documentada por:

Ricard Cervera
Gerard Espinosa
Neus Guasch
José-Manuel Mascaró
Luis Quintana
Irene Teixidó

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.