¿Qué es un Linfoma?

Tiempo de lectura: 3 min

El linfoma es un tipo de cáncer del sistema inmunitario que se manifiesta cuando los glóbulos blancos o linfocitos, que son células de la sangre que produce la médula ósea y que ayudan a defender el organismo contra las infecciones, pierden el control, se dividen de manera anormal o no mueren cuando deberían.

Normalmente, los glóbulos blancos viajan por todo el cuerpo, a través del sistema linfático, que forma parte del sistema inmune, y se encuentran en la sangre, el bazo, las amígdalas, los ganglios, las adenoides (masa de tejido linfoide que se sitúa justo donde la nariz se une con la boca) y la linfa.

Los linfocitos normales tienden a acumularse en los ganglios linfáticos (zona axilar, inglés y cuello, principalmente) donde les resulta más fácil luchar contra las infecciones. En las personas con linfoma, los linfocitos enfermos se acumulan de manera exagerada en los ganglios linfáticos, aunque también pueden acumularse en otras partes del sistema linfático, como el bazo, o incluso fuera del sistema linfático (pulmones, hígado, etc.).

Existen muchos tipos de linfoma, pero los más frecuentes se pueden clasificar en:

  • Linfomas agresivos o de alto grado (como el linfoma difuso de células grandes, linfoma de Hodgkin, linfoma de Burkitt, linfoma T periférico):
    • Suelen presentar síntomas.
    • Potencialmente curables, pero sin tratamiento son mortales en meses.
    • Se tratan siempre en todos los casos y cuando la situación del paciente lo permita.
  • Linfomas indolentes o de bajo grado (por ejemplo el linfoma folicular, linfoma marginal, linfoma linfocítico).
    • Suelen ser asintomáticos en el momento del diagnóstico.
    • Es frecuente que se diagnostique de manera casual, por ejemplo, en una revisión médica, rutinaria o en una revisión por otra enfermedad.
    • En general, son incurables, pero los pacientes pueden estar sin tratamiento y llevar una vida normal durante muchos años.
    • Solo se tratan cuando dan síntomas. Esto no quiere decir que no exista tratamiento, solo que en muchos casos no es necesario iniciar un tratamiento en el momento del diagnóstico.

El número de casos nuevos de linfoma que se diagnostican al año en España está alrededor de 10 casos por cada 100.000 habitantes, una cifra que es prácticamente idéntica a la media europea (9,8 casos por cada 100.000 habitantes y año). La enfermedad es un poco más frecuente en hombres (60% de todos los casos diagnosticados en nuestro país) que en mujeres (40%).

Por otro lado, existe un subtipo especial de linfoma, llamado linfoma de Hodgkin, en el que su incidencia es menor (2,4 casos nuevos por cada 100.000 habitantes y año).

En cualquier caso, se trata de enfermedades poco frecuentes si se comparan con los cánceres más habituales en nuestro medio, como el cáncer de mama en mujeres (85 casos nuevos por cada 100.000 mujeres y año) y el de próstata en hombres (97 casos nuevos por cada 100.000 hombres y año).

Información documentada por:

Julio Delgado
Jaume Güell

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.