La cronicidad de las Infecciones de Transmisión Sexual

Tiempo de lectura: 3 min

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) provocadas por virus no tienen un tratamiento curativo específico, por lo que en algunos casos pueden permanecer en nuestro organismo (VIH) o en el área infectada (virus herpes, virus del papiloma) a pesar de realizar tratamientos dirigidos a su control.

Por otro lado, hay infecciones no producidas por virus que pueden cronificarse, como es el caso de la sífilis. Cuando una sífilis pasa desapercibida y no se trata, en algunos pacientes puede quedar en forma latente y después de un largo periodo de tiempo extenderse a otros órganos. En caso de sospecha clínica, las pruebas sanguíneas permiten confirmar o descartar la infección.

Con excepción del VIH, la infección por un virus no se considera como enfermedad crónica, ya que a pesar de que no pueden ser erradicados, los tratamientos de los episodios agudos evitan su desarrollo, aunque no eviten las recaídas. 

Las hepatitis por virus B y C pueden cronificarse y producir secuelas e incluso favorecer la aparición de un cáncer hepático. 

Secuelas de las Infecciones de Transmisión Sexual

La mayoría de infecciones de transmisión sexual (ITS) detectadas y tratadas precozmente no dejan secuelas.

papiloma, virus papiloma humano

Virus del papiloma humano (VPH) es de especial relevancia ya que algunos tipos (VPH alto riesgo) pueden inducir cáncer de cérvix, vulva, ano y vagina en la mujer, y cáncer de ano y pene en el varón. En las mujeres, los cribados rutinarios realizados por los ginecólogos son suficientes para la detección de alteraciones citológicas indicadoras de malignidad. En el varón, a pesar de que muchos de los tipos de virus no son cancerígenos, es recomendable la revisión médica de los pacientes con lesiones con algún tipo de inmunosupresión inmunológica.

Gonorrea

Algunas infecciones causantes de uretritis o cervicitis por Chlamydia trachomatis  o por Neisseria gonorrhoeae pueden pasar desapercibidas, especialmente, en mujeres y derivar en infecciones del tracto genital superior (afectando al útero, las trompas de Falopio y/o los ovarios). En las mujeres, estas infecciones, pueden causar problemas más serios como son la enfermedad inflamatoria pélvica o los embarazos ectópicos. La afectación de las trompas de Falopio es una causa importante de infertilidad en mujeres en los países desarrollados. En los varones, la infección no tratada puede afectar a los testículos (epididimitis) o a la próstata (prostatitis aguda o crónica) causando inflamación y, en algunos casos, podría provocar un estrechamiento de la uretra. 

Tricoma vaginal, mujer

La sífilis diagnosticada y tratada precozmente no reviste gravedad a largo plazo. Cuando pasa desapercibida, en algunos pacientes puede quedar en forma latente y, después de un largo periodo de tiempo, extenderse a tejidos nerviosos o vasculares. En caso de sospecha clínica, las pruebas sanguíneas permiten confirmar o descartar la infección.

Dolor ano, dolor recto

La infección por Clamidia tipo Linfogranuloma venéreo, relativamente frecuente en el colectivo de hombres que tienen sexo con hombres, puede producir problemas médicos con el tiempo si no se tratan. La forma habitual de manifestarse es de molestias digestivas bajas, con supuración, sangrado o emisión de moco rectal, aunque en algunos pacientes pueden ser poco intensas. En caso de no realizarse el diagnóstico, la infección se extiende por la mucosa rectal produciendo inflamación y ulceración de la zona, e incluso fistulización. Otra manifestación frecuente es como ganglio inguinal inflamado, que acostumbra a ser muy doloroso y que puede fistulizar con emisión de pus. 

Información documentada por:
Mercè AlsinaDermatóloga — Servicio de DermatologíaJosé Luis BlancoMédico Internista — Servicio de Enfermedades InfecciosasNúria BorrellEnfemrera — Servicio de DermatologíaIrene FuertesDermatóloga — Servicio de Dermatología

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.