Vivir con Incontinencia Urinaria

Tiempo de lectura: 2 min

La gran mayoría de las mujeres que reciben tratamiento consiguen curarse (ausencia de incontinencia) o mejorar los síntomas (disminución del número de episodios de incontinencia o de la cantidad de las pérdidas de orina) cuando reciben un tratamiento personalizado y asesorado por un profesional de la salud especializado.

Ante todo, no se ha de sentir vergüenza cuando se presentan los síntomas y consultarlos con un profesional de la salud, para así buscar el tratamiento más adecuado. Aunque la incontinencia urinaria no supone un riesgo para la vida, puede interferir en la vida diaria.

Cuidados tras el tratamiento quirúrgico

Tras el tratamiento quirúrgico se deben seguir una serie de cuidados:

  • Se debe utilizar la ducha y evitar sumergirse (bañera o piscina).
  • No se deben mantener relaciones sexuales hasta pasadas ocho semanas desde la intervención.
  • Los primeros días del posoperatorio, pueden aparecer pérdidas de sangre, siempre inferiores a una regla.
  • Evitar el uso tampones vaginales.
  • Seguir una dieta equilibrada rica en frutas y verduras, si se tiene estreñimiento.
  • Beber 1,5 litros de agua al día.
  • Orinar cada 2-3 horas como máximo, aunque es posible que los primeros días se tenga la necesidad de hacerlo más a menudo.
  • Mantener reposo relativo durante la primera semana postoperatoria; después, se ha de evitar realizar esfuerzos físicos que impliquen un aumento de la presión abdominal, durante un mínimo de ocho semanas después de la intervención, aunque lo ideal serían tres meses.

Higiene y cuidados de la piel

Es importante mantener la piel limpia y seca con una higiene diaria, sobre todo, en aquellas mujeres que precisan de la utilización de absorbentes.

Existen diferentes productos limpiadores que no provocan irritación ni sequedad en la piel. Son hidratantes que favorecen una barrera protectora de la piel para mantener la zona seca, la mayoría de estas cremas son a base de vaselina, óxido de zinc, mantequilla de cacao, caolín, lanolina o parafina.

Información documentada por:
Sònia AnglèsGinecóloga — Servicio de GinecologíaMontserrat EspuñaGinecóloga — Servicio de GinecologíaAmelia PérezEnfermera — Servicio de Ginecología

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.