Preguntas frecuentes

Tiempo de lectura: 5 min

¿Qué me pasa?

¿La incontinencia urinaria es una consecuencia normal de un parto? ¿forma parte del proceso de envejecimiento?

La pérdida de orina  no  debe considerarse normal cuando ocurre después del parto y tampoco es una consecuencia del  proceso de envejecimiento. En ambas situaciones, y siempre que se produzcan pérdidas involuntarias de orina, debe consultar con un profesional con experiencia sin tener que ocultarlo, sentir vergüenza y sin permitir que este problema le limite en su actividad diaria.

¿Tener hijos aumenta el riesgo de padecer incontinencia urinaria?

Durante el embarazo, los músculos y otras estructuras anatómicas que forman el suelo pélvico y que sostienen y permiten el correcto funcionamiento de la vejiga, la vagina y el recto, sufren una sobrecarga. Durante el parto hay una distensión y, en algunos casos, un estiramiento máximo de estos músculos. En algunas mujeres estos músculos y tejidos que los rodean, pueden quedar más laxos de forma permanente, causando una debilidad en estas estructuras que pueda favorecer la aparición de síntomas de incontinencia urinaria y otros problemas del suelo pélvico.

Es importante que durante el embarazo, y en los primeros meses después del parto, se hagan ejercicios que fortalezcan los músculos del suelo pélvico y, también, que se eviten actividades que puedan sobrecargarlos excesivamente. La mujer debe asegurarse de que sus músculos del suelo pélvico tienen el tono correcto y una buena capacidad de contraerse y relajarse, tanto de forma voluntaria como refleja.

¿Qué pruebas me van a hacer?

¿Qué es un estudio urodinámico?

Es la prueba clave para el diagnóstico exacto del tipo de incontinencia urinaria y de otras disfunciones miccionales. Su objetivo es medir el funcionamiento de la vejiga mientras se llena de líquido y en el momento de la micción.

¿Qué es una cistoscopia?

Es una prueba que realizan los urólogos para ver el  interior de la vejiga y de la uretra (conducto de salida de la orina al exterior).

¿Qué tratamientos hay?

Si me han realizado una intervención quirúrgica para tratar la incontinencia urinaria de esfuerzo, ¿es necesario que haga ejercicios de la musculatura del suelo pélvico?

Aunque la cirugía haya resuelto su incontinencia urinaria, es recomendable mantener un buen tono muscular y seguir practicando los ejercicios de forma habitual.

Después de la cirugía para corregir la incontinencia urinaria de esfuerzo, ¿podré recuperar mis actividades normales?

El tiempo de reposo postoperatorio que se recomienda es de 4-6 semanas. Aunque las actividades que impliquen hacer esfuerzos físicos importantes es mejor evitarlas durante unos 3 meses. Para asegurar el éxito y la duración de la  intervención se recomienda evitar el estreñimiento y hacer esfuerzos físicos que tengan impacto sobre los músculos del suelo pélvico.

¿Utilizar absorbentes y la cirugía es la única manera de tratar la incontinencia urinaria?

Cada caso es diferente. Las opciones de tratamiento pueden pasar por cambiar algunos hábitos de estilo de vida, ejercitar la musculatura del suelo pélvico, tomar fármacos o una intervención quirúrgica. Esta última solo está indicada en mujeres con incontinencia urinaria causada por un esfuerzo.

Cabe recordar, que un alto porcentaje de las mujeres con incontinencia urinaria logra la curación o una mejora significativa en los síntomas después de un tratamiento.

Vivir con Incontinencia Urinaria

Si disminuyo la ingesta de líquidos, ¿tendré menos episodios de incontinencia?

La cantidad de líquidos ingeridos está directamente relacionada con el volumen de orina  que se produce. La cantidad adecuada es de unos 1,5 litros, teniendo en cuenta que, si se realiza una dieta correcta, todos los alimentos contienen un volumen variable de agua.

En el caso de la incontinencia urinaria de esfuerzo, además puede ser útil tener la precaución de vaciar la vejiga cuando se tenga previsto realizar alguna actividad que implique esfuerzo físico (gimnasia, caminar, etc.).

¿Existen alimentos que puedan influir en mi incontinencia urinaria?

Se debe consumir de forma moderada bebidas alcohólicas y gaseosas, café, té, cítricos o chocolate. La disminución de la ingesta de estos alimentos puede ayudar a evitar episodios de incontinencia, sobre todo en el caso de mujeres que tienen urgencia miccional o que tienen que ir con mucha frecuencia a orinar (vejiga hiperactiva).

¿El sobrepeso y la obesidad empeoran las pérdidas de orina?

La obesidad y el sobrepeso son un factor de riesgo importante de incontinencia, ya que causan una excesiva sobrecarga de las estructuras del suelo pélvico y favorecen su distensión y debilitamiento progresivo.

¿Puedo aprender ejercicios de la musculatura del suelo pélvico leyendo como se hacen en un folleto sin necesidad de un terapeuta?

No se recomienda  realizar los ejercicios de la musculatura del suelo pélvico sin una valoración previa por parte de profesionales  expertos, que confirmen que la mujer es capaz de contraer correctamente estos músculos.

Antes de iniciar el programa de entrenamiento, el terapeuta valorará el tono de los músculos y la capacidad de hacer correctamente los ejercicios de contracción de la musculatura del suelo pélvico. Con esta evaluación inicial, podrá diseñar un programa de ejercicios  personalizado.

Las personas que aprenden con un folleto suelen no hacer los ejercicios correctamente, lo que puede empeorar el problema.

¿Los ejercicios para el suelo pélvico requieren mucho tiempo?

No se necesita un tiempo especial, ya que se puede entrenar la musculatura en cualquier momento del día e incorporarlo a la vida cotidiana. Por ejemplo, en el autobús, la ducha, mientras se cocina, se ve la televisión,…

¿Para practicar los ejercicios de la musculatura del suelo pélvico debo cortar el chorro de la orina cada vez que voy a orinar?

No. La forma más adecuada de hacer los ejercicios es cerrar el orificio anal como si quisiéramos retener la expulsión de un gas y a su vez cerrar el orificio vaginal. Detener el flujo de la orina en el inodoro es una manera de identificar los músculos del suelo pélvico, pero no debe realizarse ejercicio durante la micción.

¿Puedo hacer ejercicios de la musculatura del suelo pélvico en cualquier posición?

Los ejercicios de la musculatura del suelo pélvico se pueden hacer en diferentes posiciones (sentada, de pie, estirada en posición fetal,...), cada mujer debe buscar la posición que le resulte más cómoda.

Información documentada por:
Sònia AnglèsGinecóloga — Servicio de GinecologíaMontserrat EspuñaGinecóloga — Servicio de GinecologíaAmelia PérezEnfermera — Servicio de Ginecología

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.