Causas del ictus isquémico o infarto cerebral

Tiempo de lectura: 6 min
Colesterol taponando una vena

Ictus por arteriosclerosis. La arteriosclerosis es una inflamación crónica de las arterias que provoca un endurecimiento y acumulación de placas de colesterol (placas de ateroma) en sus paredes, lo que favorece la formación de trombos. El ictus puede producirse por un trombo originado en una arteria cerebral o bien en cualquier otra arteria y que llegue al cerebro. Los trombos también pueden formarse en vasos más pequeños, lo que ocasiona pequeños infartos cerebrales.

Obstrucción de una arteria que provoca infarto

Ictus cardioembólico. Los trastornos del ritmo cardiaco (arritmias, y en especial, la fibrilación auricular), la dilatación de las cavidades cardiacas o las alteraciones en las válvulas cardiacas, pueden ocasionar coágulos de sangre (trombos) en el interior del corazón. El trombo puede viajar a través de las arterias hasta el cerebro y una vez allí obstruir una de ellas y provocar un ictus. Se trata de ictus extensos debido a que los trombos cardiacos pueden ser de gran tamaño.

rotura de la pared de una arteria,  disección arterial

Ictus por otras causas poco frecuentes como una rotura de la pared de una arteria o disección arterial. Como consecuencia de esta rotura se produce un coágulo en el interior de la misma que puede interrumpir la circulación y provocar el ictus. La rotura puede ser espontánea, pero lo más habitual es que sea como consecuencia de un traumatismo.

Colesterol taponando una vena

Trombosis venosa cerebral. Aunque la mayoría de los ictus isquémicos se deben a la oclusión de una arteria, también puede formarse un trombo en las venas cerebrales. Problemas en el retorno de la sangre desde el cerebro pueden congestionar las venas y dificultar la irrigación de la zona. En ocasiones, también provoca la rotura del vaso sanguíneo y una hemorragia cerebral.

Interrogante

Ictus de causa indeterminada. En ocasiones, después de hacer un estudio completo, no se identifica de forma clara su causa. En estos casos se habla de ictus de causa indeterminada.

Causas del ictus hemorrágico o hemorragia cerebral

presión arterial alta, hipertensión, arteria

Presión arterial alta. La hipertensión (valores superiores a 14/9) es una enfermedad crónica de las arterias que, no solo provoca su obstrucción, sino también su rotura, y puede causar hemorragias cerebrales. Estas hemorragias suelen aparecer en regiones profundas del cerebro.

cerebro, causa degenerativa, demencia

Procesos degenerativos (angiopatía amiloide cerebral). Se trata de un proceso en el que una sustancia llamada amiloide se deposita en las arterias.  Es más frecuente en edades avanzadas y causa deterioro cognitivo y hemorragias cerebrales en zonas próximas a la superficie cerebral.

cerebro con malformaciones

Hemorragias secundarias a malformaciones vasculares cerebrales.  Aunque son menos frecuentes, las hemorragias intracraneales pueden producirse por la rotura de vasos sanguíneos anormales.

Información documentada por:
Ángel ChamorroNeurólogo — Servicio de NeurologíaArturo RenúNeurólogo — Servicio de NeurologíaAntonia FernándezEnfermera — Servicio de NeurologíaXabier UrraNeurólogo — Servicio de Neurología

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.