Pronóstico de la Hipertensión Arterial

Tiempo de lectura: 3 min

El pronóstico de la hipertensión arterial depende de su grado de control. Si se tienen hábitos de vida saludables (alimentación baja en sal, realización de ejercicio unos 30 minutos al día, no se fuma y no se tiene sobrepeso) y se toma la mediación habitualmente para conseguir disminuir las cifras de presión arterial por debajo de 140/90 mmHG, el pronóstico es bueno porque se reduce el riesgo de padecer complicaciones cardiovasculares.

Complicaciones agudas de la Hipertensión Arterial

Tensiómetro

Crisis hipertensivas. Estas situaciones se definen por elevaciones puntuales de la presión por encima de 190 mmHG de sistólica o de 110 mmHG de diastólica. A veces, puede ir acompañado de dolor de cabeza, sangrado por la nariz o inestabilidad. Las causas de esta complicación puede deberse a no tomar la medicación prescrita para la controlar la presión; comer con mucha sal; el consumo de medicamentos o tóxicos con efecto sobre la presión como antiinflamatorios, cortisona, descongestionantes nasales,…

En los casos en que se mantenga la presión arterial por encima 190/110 mmHg de manera sostenida (después de confirmarlo en varias lecturas de presión durante al menos 30 minutos), se ha de consultar al médico. Y, sobre todo, recordar que no hay que automedicarse para bajar las cifras de presión arterial.

cerebro, causa degenerativa, demencia

Ictus. Un ictus de produce cuando a alguna parte del cerebro no le llega toda la sangre que necesita. Los síntomas que se pueden notar son la pérdida de fuerza de una parte del cuerpo, sensación de hormigueo, imposibilidad de caminar o falta o pérdida brusca de visión, principalmente.

En este caso, se debe llamar inmediatamente a emergencias o acudir a un centro hospitalario para una mejor valoración.

arteria obstruida que provoca infarto

Infarto de miocardio o angina de pecho (cardiopatía isquémica). La falta de control de la presión arterial puede favorecer tener un infarto de miocardio o angina de pecho. En este caso se puede notar un dolor intenso a nivel del corazón que, a veces, puede notarse también en el brazo izquierdo o el cuello y que, habitualmente, aparece después de un esfuerzo físico, lo que indica que al corazón no le llega la sangre que necesita.

En este caso, se debe llamar inmediatamente a emergencias o acudir a un centro hospitalario para una mejor valoración.

Complicaciones crónicas

Ritmo cardiaco anormal

Insuficiencia cardíaca. Es la complicación más frecuente de la hipertensión arterial. Las personal con un mal control de la presión pueden favorecer la progresión de la insuficiencia cardiaca, sobre todo, en personas de más de 65 años.

tratamiento conservador insuficiencia renal crónica

Enfermedad Renal Crónica. En aquellos casos en que hay un mal control de la presión durante muchos años, se puede llegar a tener una enfermedad renal crónica, es decir, que el riñón no funcione correctamente. Las personas con hipertensión arterial y diabetes tiene más riesgo de tener una enfermedad renal crónica si no controlan muy bien las cifras de presión arterial.

presión arterial alta, hipertensión, arteria

Rigidez arterial. El proceso de envejecimiento implica que las arterias se hacen cada vez más rígidas, tienen menos capacidad de flexibilidad. La falta de control de la presión acelera este envejecimientos de las arterias, sobre todo si además se continua fumando, se es una persona con diabetes o se tiene sobrepeso.

retinografía

Retinopatía hipertensiva. Aunque actualmente es poco frecuente, la elevación mantenida de la presión puede afectar a las arterias de la retina y producir una disminución de la visión.

Ecocardiograma

Hipertrofia ventricular izquierda. La falta de control de la presión hace que las paredes del corazón se vayan agrandando y se hagan cada vez más gruesas. Si este engrosamiento se mantiene durante mucho tiempo, las paredes del corazón se dilatan i dificultan la función correcta del corazón. Este cambio se puede detectar con un electrocardiograma o ecocardiograma.

análisis de orina

Microalbuminuria. La falta de control de la presión puede provocar que el riñón no haga correctamente su función por lo que uno de los primeros signos que se detectan en un análisis de orina reciente es la pérdida de proteínas de pequeño tamaño (albumina) por la orina.

Información documentada por:
Miguel CamafortMédico Internista — Servicio de Medicina InternaAntonio CocaMédico Internista — Servicio de Medicina InternaMónica DomenechMédica Internista — Servicio de Medicina InternaDolors EstradaEnfermera — Servicio de Medicina InternaCristina SierraMédica Internista — Servicio de Medicina InternaRosa SorianoEnfermera — Servicio de Medicina Interna

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.