¿Qué es la Hipertensión Arterial?

Tiempo de lectura: 2 min

La hipertensión arterial es una enfermedad silenciosa, cada vez más común, que aunque no da síntomas por sí sola, cuando se deja a su evolución natural produce un gran número de complicaciones en el cerebro, corazón, grandes arterias y riñón, que afectan gravemente a la esperanza y calidad de vida de los pacientes. Es el factor de riesgo más común de todas las llamadas enfermedades cardiovasculares, que son la primera causa de muerte en nuestro país.

La presión arterial tiene dos componentes:

Presión arterial sistólica, corazón se contrae

Presión arterial sistólica. Esta presión corresponde al valor máximo de la presión arterial cuando el corazón se contrae (sístole). Es la presión de la sangre que expulsa el corazón sobre la pared de los vasos.

Presión arterial diastólica, el corazón se expando, diástole

Presión arterial diastólica. Esta presión corresponde al valor mínimo de la presión arterial cuando el corazón está en diástole o entre latidos cardíacos. Se refiere a la capacidad que tienen los vasos sanguíneos de distenderse o contraerse en función del volumen y presión que reciben (distensibilidad arterial), es decir, el efecto de presión que ejerce la sangre sobre la pared del vaso.

Tipos de Hipertensión Arterial

La Sociedad Europea de Hipertensión/Sociedad Europea de Cardiología divide en tres categorías el nivel de hipertensión arterial:

  • Óptimo: Con presiones sistólicas menores de 120 mmHg y diastólicas menores de 80 mmHg.
  • Normal: Con presiones sistólicas entre  120-129 mmHg y/o diastólicas entre 80-84 mmHg.
  • Normal alta: Con presiones sistólicas entre 130/85 mmHg  y/o diastólicas entre 139/89 mmHg.

En función de estos valores se definen tres grados de hipertensión arterial:

  • Hipertensión Grado 1: Presión sistólica 140-159 mmHg y/o diastólica 90-99 mmHg.
  • Hipertensión Grado 2: Presión sistólica 160-179 mmHg y/o diastólica 100-109 mmHg.
  • Hipertensión Grado 3:  Presión sistólica mayor o igual a 180 mmHg y/o diastólica mayor o igual a 110 mmHg.

Asimismo, se conoce como hipertensión sistólica aislada a aquella que presenta una presión arterial sistólica mayor de 140 mmHg y una presión arterial diastólica menor de 90 mmHg.

¿A cuántas personas afecta?

Se trata de una enfermedad muy común en todo el mundo que afecta a un tercio de nuestra población de más de 18 años. Afecta a más del 20% de los adultos entre 40 y 65 años y a más del 50% en las personas de más de 65 años. Se sabe que su frecuencia aumenta con la edad. Los cambios de estilos de vida, como una dieta menos saludable y la falta de ejercicio han hecho que su prevalencia haya aumentado en las últimas décadas.                   

Información documentada por:
Antonio CocaMédico Internista — Servicio de Medicina InternaDolors EstradaEnfermera — Servicio de Medicina Interna

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.