¿Qué es la Esquizofrenia?

Tiempo de lectura: 4 min

La esquizofrenia es un trastorno complejo en el que intervienen varios factores y se caracteriza por una amplia variabilidad, tanto en sus causas como en su presentación clínica. Provoca alteraciones del pensamiento, de la percepción, de las emociones y de la conducta, y muestra una tendencia progresiva.

Su origen se atribuye a una alteración precoz del desarrollo cerebral por causas diversas que combinan factores de predisposición genética y desencadenantes de tipo ambiental. Esta interacción entre genes y ambiente condiciona una toxicidad cerebral del sistema de la dopamina (neurotransmisor presente en diversas áreas del cerebro y que es, especialmente, importante para la función motora del organismo)  y,  quizás,  también de otros sistemas de neurotransmisión, que produce severas anomalías en las conexiones entre diferentes áreas del cerebro.

¿Es muy común?

Los grandes estudios epidemiológicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), señalan que la esquizofrenia afecta al 1% de la población mundial, independientemente del género, la raza o el nivel socioeconómico.

Sin embargo, y a la luz de nuevas investigaciones que han permitido contrastar mejor estos datos, hoy en día se sabe que la esquizofrenia presenta una frecuencia de aparición que varía entre las poblaciones a lo largo del tiempo.

Su prevalencia ha disminuido al 0,7% y presenta una mayor tendencia en hombres, población de áreas urbanas, consumidores de cannabis (marihuana o hachís) e inmigrantes.

El trastorno suele aparecer alrededor de los 16-25 años, cerca de cuatro años de media antes en hombres que en mujeres. Esta aparición, por lo general, más tardía, explica, en parte, que las mujeres suelan presentar un mejor pronóstico que los varones, dado que antes de la aparición del primer episodio han tenido más tiempo para, por ejemplo, acabar sus estudios, formar una red social amplia o  su propia familia.

En aproximadamente el 5% de todas las personas con esquizofrenia, la enfermedad se inicia antes de los 15 años de edad. En los casos en que aparece en edades más tempranas, suele comenzar de forma lenta, y predominan síntomas como el aislamiento (retraimiento) social y emocional, lo que se conocen como síntomas negativos. Este tipo de esquizofrenia es más frecuente en  hombres y tiene un peor pronóstico.

Tipos de esquizofrenia

Tradicionalmente las clasificaciones internacionales, incluyendo la última versión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), han subdividido la esquizofrenia en diversos subtipos diferentes. Esta división se hacía en función de qué síntomas predominaban en el cuadro clínico. Así, por ejemplo, si el paciente presentaba un predominio de síntomas positivos, se diagnosticaba de esquizofrenia paranoide.

Sin embargo, estas clasificaciones en subtipos no aportaban categorías que fueran útiles para la toma de decisiones clínicas, por lo que la última versión del manual diagnóstico de la Sociedad Americana de Psiquiatría (DSM-5) ya no los incorpora. Es de esperar que la próxima actualización de la CIE de la OMS también opte por abandonar dichos subtipos.

Información documentada por:
Miquel BernardoPsiquiatra — Servicio de Psiquiatría y PsicologíaMiquel BioquePsiquiatra — Servicio de Psiquiatría y Psicología

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.