Diagnóstico de la Endometriosis

Tiempo de lectura: 2 min
historia clínica

Historia clínica. Es muy importante identificar a las pacientes con sospecha de endometriosis y hacer una historia clínica detallada (anamnesis) con la descripción del dolor de la paciente. Uno de los problemas es el retraso en el diagnóstico, que puede tardar hasta 10 años. Por otro lado, entre un 15% y un 30% de pacientes pueden ser asintomáticas.

Revisión ginecológica

Exploración ginecológica. Mediante un tacto vaginal se puede determinar el aumento de medida de los ovarios, un cierto grado de inmovilidad, la presencia de nódulos de endometriosis en la parte posterior del cuello del útero o en el espacio entre el recto y la vagina. A veces, también se pueden detectar nódulos mediante un tacto rectal. La colocación del espéculo, en algunos casos, permite visualizar los nódulos de endometriosis en forma de lesiones violáceas en la vagina.

ecografía medición

Ecografía transvaginal. En la actualidad, es la prueba más importante. Es especialmente útil para el diagnóstico de endometriomas (quistes de endometriosis en los ovarios). Permite determinar la forma y medida del útero y la presencia de adenomiosis. Actualmente, la alta resolución y el 3D permiten, haciendo una correcta preparación, detectar lesiones de endometriosis profunda en la parte baja de la tripa. También se puede estudiar la vejiga urinaria y, si se combina con la ecografía abdominal, se pueden visualizar los riñones y los uréteres para descartar endometriosis en estas localizaciones.

Tubo extracción de sangre

Analítica. No se dispone de ningún marcador válido para el diagnóstico de la endometriosis. El marcador tumoral llamado CA125 puede aumentar. Sin embargo, su aumento es poco sensible (no se eleva en todas las mujeres con endometriosis) y específico (otras patologías ginecológicas pueden aumentar el valor de este marcador) para el diagnóstico del endometriosis. Así pues, no es una prueba que se determine rutinariamente en el protocolo de diagnóstico de la mujer con sospecha de endometriosis.

Aparato de Resonancia, RNM

Resonancia Magnética Nuclear. Prueba de imagen no invasiva y muy precisa, para el diagnóstico de endometriosis extragenital (intestinal, urinaria, pulmonar). Permite el estudio retroperitoneal y afectación de raíces nerviosas.

cirugía ginecológica, cirugía de utero

Laparoscopia. En pacientes asintomáticas, la endometriosis se puede diagnosticar de forma casual en el transcurso de una laparoscopia realizada por otro motivo. En la actualidad, no se recomienda la utilización de la laparoscopia diagnóstica para la endometriosis.

En casos seleccionados, según la sospecha de afectación clínica, se realizan las siguientes pruebas:

Colonoscopia mujer

Colonoscopia. Para diagnosticar afectación de la mucosa del colon.

Citoscopia

Cistoscopia. Permite diagnosticar la afectación de la vejiga urinaria por endometriosis.

Enema opaco, entero-resonancia, enema-TAC

Enema opaco, entero-resonancia, enema-TAC. En casos de afectación intestinal múltiple, apéndice, íleon.

Urografía endovenosa, renograma, gammagrafía renal

Urografía endovenosa, renograma, gammagrafía renal. Para completar el estudio de afectación de las vías urinarias y de la función renal.

Información documentada por:
Ana CarriónEnfermera — Servicio de GinecologíaMeritxell GraciaGinecóloga — Servicio de GinecologíaMª Ángeles Martínez ZamoraGinecóloga — Servicio de Ginecología

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.