Factores desencadenantes de la Cefalea

Tiempo de lectura: 4 min
familia, factores hereditarios

Herencia. Un 80% de pacientes migrañosos tienen padres o hermanos con migraña. Aunque la forma de herencia no está totalmente establecida, en algunas formas especiales de migraña (migraña hemipléjica familiar) ya se ha identificado el gen que la transmite situado en el cromosoma 9.

edad, hacerse mayor

Edad. Los niños pueden tener migraña, aunque es menos frecuente. A estas edades la migraña predomina en varones. A partir de la pubertad y, debido a los cambios hormonales, aumenta la incidencia de migraña en las mujeres. La migraña presenta un máximo de frecuencia a los 20 años de edad, las trigémino-autonómicas a los 30 y la neuralgia del trigémino a partir de los 40.

estrés o ansiedad

Estrés. Es independiente del tipo de estrés y de los factores que la desencadenan. Influye de forma marcada en la cefalea de tensión, en la migraña y en la cefalea en racimos. Se asocia con la alteración del ritmo del sueño, que también es un desencadenante de cefalea.

Pirámide alimentación

Alimentación. La migraña se ha relacionado posiblemente con la ingesta unas 3 horas antes de determinados alimentos como el chocolate, el cacao, la vainilla, el plátano, los frutos secos, los cítricos, los aditivos de comidas basura, las salchichas, los quesos fermentados, los picantes (alimentos que contengan sustancias con tiramina, glutamato monosódico). Es cierto que un 50% de los pacientes reconoce alguno de ellos, aunque está en discusión, ya que durante la fase prodrómica aparece apetencia por determinados alimentos. En cualquier caso, no hay que suprimirlos todos sino solo evitar aquel que se haya podido identificar en un paciente concreto.

Consumo de alcohol, cerveza, copa de vino

Alcohol. Depende del tipo de bebida alcohólica, pero, por ejemplo, los taninos que contienen los vinos tintos, pueden provocar migraña con mayor frecuencia. En la cefalea en racimos se desaconseja el consumo de alcohol durante el período sintomático, ya que puede desencadenar crisis.

ciclo hormonal mujer

Cambios hormonales. La incidencia de la migraña se dispara en las mujeres tras la aparición de la primera menstruación (menarquía). La migraña suele empeorar con la ovulación y la menstruación, así como con la toma de anticonceptivos orales. El embarazo suele mejorar de forma transitoria la migraña y muchas mujeres mejoran extraordinariamente tras la menopausia.

factores ambientales

Cambios climáticos. No existe un patrón climatológico para la migraña.

trastorno del sueño

Falta o exceso de sueño.

fármacos

Fármacos (vasodilatadores, nitritos, etcétera).

Además de estas causas generales, hay otras específicas relacionadas con el tipo de cefalea que se tenga. Así, en el caso de la cefalea de tensión y según estudios recientes, las causas podrían encontrarse en la zona trigémino-cervical de la cabeza y, más concretamente, en la hiperactividad de los músculos que se encuentran en esta región. En el caso de la cefalea en racimos, el origen apunta posiblemente al hipotálamo, que a nivel cerebral regula los ritmos endógenos como fuente del dolor. 

Factores que pueden cronificar el dolor

Existen algunas circunstancias que hacen que una cefalea persista en el tiempo, sobre todo, en la migraña. Un 2,5% de los pacientes al año que tienen migraña episódica pueden pasar a tener migranña crónica, y a la inversa, el mismo porcentaje de pacientes que tiene migraña crónica puede pasar a tener migraña episódica. Es importante tener en cuenta este factor para incidir en la evolución favorable de la enfermedad.

En el caso de la migraña se dividen en dos grandes grupos.

Factores no modificables

Gente mayor, edad avanzada

Edad avanzada. Las cefaleas son más frecuentes en adultos que en niños. Interesa descartar una arteritis de la arteria temporal en estos pacientes.

Hombre y mujer

Género. Algunas cefaleas son más frecuentes en las mujeres (migraña, tensional, hemicránea) y otras en hombres (cefalea en racimos).

familia, factores hereditarios

Factores genéticos.

Monedas

Estatus socioeconómico bajo. Generalmente, un bajo nivel socioeconómico supone tener una mayor fuente de problemas o situaciones estresantes que pueden producir cefalea.

Factores modificables

estrés o ansiedad

Ansiedad, depresión o estrés. Se puede reducir la ansiedad o el estrés mediante la actividad física o técnicas de relajación.

trastorno del sueño

Trastornos del sueño. Es importante su diagnóstico, ya que presentan un tratamiento eficaz en la mayoría de las ocasiones.

Medicamentos, pastillas

Abuso de fármacos. Según la Sociedad Internacional de Cefalea, se considera abusivo tomar más de 15 dosis al mes de triptanes (fármacos específicos para la migraña, que presentan algunas variaciones entre ellos en cuanto a intensidad, tolerabilidad y duración del efecto), o más de 10 dosis al mes de analgésicos.

taza con contenido caliente tachada

Abuso de cafeína. En ocasiones, el café puede ayudar a evitar una migraña o ayudar a la absorción de los analgésicos. Por otro lado, el café puede ser perjudicial si se toma en exceso, ya que puede crear una dependencia o interferir en las horas de sueño.

obesidad

Obesidad. 

profesional salud, médico

Elevada frecuencia de crisis. Si la frecuencia de las crisis de cefalea son más de tres al mes es importante consultar con el médico para identificar y corregir posibles hábitos de vida perjudiciales, y plantear introducir el tratamiento preventivo adecuado e individualizado para el paciente.

Información documentada por:
Neus FabregatNeuróloga — Unidad de Cefalea. Hospital Plató - Hospital ClínicVíctor ObachNeurólog — Unidad de Cefalea. Hospital Plató - Hospital Clínic

Publicado: 16 de mayo del 2018
Actualizado: 16 de mayo del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.