¿Qué es la Cardiopatía Isquémica?

Tiempo de lectura: 4 min

La cardiopatía isquémica o enfermedad coronaria se produce cuando las arterias que suministran sangre al músculo del corazón se obstruyen, de manera parcial o completa, por lo que no le llega el flujo sanguíneo. 

Si se piensa en las arterias coronarias como si fuesen un sistema de tuberías, su progresiva obstrucción provoca que el líquido, en este caso la sangre, no llegue de forma correcta a las diferentes zonas del corazón.

¿A cuántas personas afecta la Cardiopatía Isquémica?

La cardiopatía isquémica es una enfermedad muy frecuente que afecta a gran parte de la población de los países desarrollados y, también, de los países en vías de desarrollo.

Se estima que aproximadamente 15,4 millones de personas mayores de 20 años padecen cardiopatía isquémica en Estados Unidos, por lo que afecta al 6,4% de la población (7,9% de los hombres y 5,1% de las mujeres).

En Europa, se estima que la enfermedad cardiovascular es la causa de 4 millones de fallecimientos cada año, lo que supone el 47% de todas las muertes.

La prevalencia de cardiopatía isquémica aumenta con la edad y es superior en los hombres que en las mujeres, incluso en edades avanzadas. Se calcula que la incidencia de enfermedad coronaria en edades de entre 65 y 94 años se duplica en los varones y se triplica en las mujeres respecto a edades entre 35 y 64 años.

En los hombres, es más frecuente la presentación en forma de infarto, mientras que en las mujeres es más frecuente la presentación en forma de angina de pecho.

Mientras que en los países desarrollados hay una cierta tendencia a la disminución de la prevalencia de la cardiopatía isquémica, debido a la mejora de los tratamientos y los hábitos de vida, esta aumenta en los países en vías de desarrollo.

En cualquier caso, la cardiopatía isquémica es todavía la primera causa de muerte de adultos, tanto en países en vías de desarrollo como en países ricos.

Causas de la Cardiopatía Isquémica

La causa de la cardiopatía isquémica es la arteriosclerosis. Una inflamación crónica de las arterias que provoca un endurecimiento y acumulación de placas de colesterol (placas de ateroma) en sus paredes, lo que favorece la formación de trombos. 

La arterioesclerosis puede afectar a todas las arterias del cuerpo y causar diferentes síntomas en función del órgano afectado. Si se produce en las arterias que llevan la sangre al cerebro, puede manifestarse en forma de ictus o accidente vascular cerebral; si se produce en las arterias de las piernas, puede provocar dolores al caminar; si se produce en las arterias que abastecen de sangre al propio corazón, puede provocar angina de pecho o infarto de miocardio.

Tipos de angina de pecho e infarto

En función de la forma en que se manifieste, se pueden distinguir varios tipos de angina de pecho o infarto:

Hombre cansado al bajar escaleras

Angina estable. El dolor torácico es crónico y se presenta de forma habitual cuando se realiza el mismo ejercicio a lo largo de los meses. El paciente suele conocer bien los síntomas. Aunque la cardiopatía isquémica es siempre importante, en este caso reviste menor gravedad y se puede tratar de forma eficaz con fármacos.

dolor en el pecho, dolor torácico

Síndrome coronario agudo. Se trata de aquellos episodios de dolor torácico no habituales; aparecen de forma súbita, cuando se está en reposo; son de una intensidad mucho mayor o aparecen cada vez a menor esfuerzo. Es más grave y requiere siempre de ingreso hospitalario y tratamiento intensivo.

Información documentada por:
Marta FarreroCardióloga — Servicio de CardiologíaManel SabatéCardiólogo — Servicio de Cardiología

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.