Cáncer de Pulmón

Preguntas frecuentes

Tiempo de lectura: más de 10 min

¿Qué me pasa?

¿El cáncer de pulmón es hereditario?

El cáncer de pulmón no es un tumor hereditario. Solo en un muy pequeño porcentaje se hereda un cierto riesgo de susceptibilidad.  Cuando su médico hace referencia a los ‘estudios genéticos’ no se refiere a las características genéticas de cada individuo, sino al estudio de las características propias de cada tumor y que son de utilidad para personalizar el tratamiento que han de administrar. El mejor consejo que puede darle a sus familiares es que no se expongan a productos cancerígenos como el humo del tabaco. 

¿Qué síntomas provoca el cáncer de pulmón?

El cáncer de pulmón en estadios iniciales no presenta síntomas y, normalmente, pasa desapercibido. Cada vez es más habitual diagnosticar el cáncer de pulmón de forma accidental, al realizar una radiografía por otra causa. La aparición de síntomas, en general, se presentan en etapas avanzadas de la enfermedad. Los más frecuentes son: tos persistente o distinta a la habitual, sensación de falta de aire, presencia de sangre en el esputo, dolor en tórax u hombro, entre otros.

¿Hay más probabilidad de curación en otro hospital o fuera de España?

Los avances en investigación a nivel de mundial de los centros especializados en cáncer de pulmón es compartida y similar, por lo que los tratamientos oncológicos ofrecen las mismas garantías.

¿Para qué voy a dejar de fumar si ya tengo cáncer?

Dejar de fumar es siempre una muy buena elección. El tabaco puede aumentar el riesgo de desarrollar infecciones pulmonares y de toxicidad pulmonar con el tratamiento. Además, el tabaco puede disminuir la efectividad del tratamiento con quimioterapia y dificultar la recuperación de la capacidad respiratoria tras una cirugía pulmonar. Dejar de fumar también  disminuye el riesgo de que se pueda desarrollar un segundo cáncer de pulmón.

¿Qué pruebas me van a hacer?

¿Qué es una espirometría?

La espirometría es un estudio rápido e indoloro en el cual se utiliza un dispositivo manual denominado "espirómetro" para medir la cantidad de aire que pueden retener los pulmones de una persona (volumen de aire) y la velocidad de las inhalaciones y las exhalaciones durante la respiración (velocidad del flujo de aire).

¿Qué es una broncoscopia?

Es la exploración, bajo anestesia local, de las vías aéreas mediante la introducción, desde la boca hasta los bronquios,  de un tubo flexible que tiene una cámara de video en su extremo, llamado broncoscopio. Permite ver con claridad el interior de las vías respiratorias en un monitor. El tubo del broncoscopio cuenta, además, con varios canales en su interior, por donde se pueden introducir distintos instrumentos que permiten realizar pruebas diagnósticas como la toma de biopsias.

¿Qué tratamientos hay?

¿Qué es la quimioterapia?

La quimioterapia es el tratamiento aplicado con más frecuencia en el carcinoma de pulmón. Se administra generalmente de forma endovenosa, aunque en algunos casos se puede administrar por vía oral.

Este tratamiento inhibe el crecimiento de las células en división, tanto de las tumorales como de las sanas. De ahí que puedan aparecer síntomas asociados al tratamiento denominados efectos adversos o efectos secundarios.

La quimioterapia puede administrarse en combinación de dos fármacos (poliquimioterapia) o de un fármaco (monoterapia). Entre los fármacos más utilizados se encuentran los derivados del platino (cisplatino y carboplatino), antifolatos (pemetrexed), los taxanos (paclitaxel y docetaxel), vinorelbina, gemcitabina y etopósido.

El número de ciclos depende de cada contexto y estadio tumoral, aunque por lo general se administran de 4 a 6 ciclos de tratamiento. Durante el tratamiento se realizan diferentes pruebas para evaluar si éste es efectivo.

¿Qué efectos secundarios produce la quimioterapia?

Entre los síntomas que pueden aparecer se encuentra: cansancio, cambio en el gusto de los alimentos, náuseas, vómitos, caída de pelo, inflamación de la mucosa de la boca, fiebre, estreñimiento, dolor abdominal y muscular, urticaria y lesiones en las uñas. Ante cualquier duda, consultar siempre con su equipo de salud. 

¿Qué es la radioterapia?

La terapia por radiación o radioterapia aplica rayos X de alta energía que pueden destruir las células cancerosas. Tiene muchos usos en cáncer pulmonar y puede aplicarse de forma única o en combinación con la quimioterapia. El objetivo es reducir el tamaño del tumor antes de la cirugía o eliminar la células cancerosas después de la cirugía, así como tratar el cáncer pulmonar que se ha diseminado a otras partes del cuerpo fuera de pulmón, como el cerebro o los huesos.

¿Qué efectos secundarios produce la radioterapia?

La radioterapia puede estar asociada a una irritación cutánea, inflamación de la mucosa esofágica (esofagitis), con lo que tendría dificultad para tragar, astenia y neumonitis o inflamación del tejido pulmonar que suele aparecer meses después de haber completado el tratamiento.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?

La duración del tratamiento depende del tipo de cáncer de pulmón y del estadio. La quimioterapia, por lo general, puede administrarse cada 3-4 semanas y a este periodo se le llama ciclo. En principio, se necesitan de 4 a 6 ciclos. También existen otro tipo de tratamientos que controlan la inmunidad y que pueden administrarse de forma continua durante meses si se demuestra que son activos y detienen el crecimiento del tumor.

¿Qué son las terapias dirigidas?

Son unos medicamentos que bloquean de forma específica mecanismos que están implicados en el proceso de transformación y progresión del tumor (neoplásica). Algunos de estos fármacos se administran de forma oral. En general los efectos secundarios son más leves que los de la quimioterapia. Los más frecuentes afectan a la piel en forma de sequedad cutánea, acné en la cara y tórax y lesiones en las uñas. También pueden producir diarreas.

¿Qué es la terapia biológica?

La terapia biológica o inmunoterapia es un tipo de tratamiento que estimula el sistema inmunitario del cuerpo para que actue contra las células cancerosas. Se administra a través de una perfusión por la vena.

Los efectos secundarios de estos fármacos se derivan de la activación del sistema inmune e incluyen toxicidad intestinal, cutánea, de los nervios y del sistema endocrino.

Vivir con cáncer de pulmón

¿Voy a tener dolor?

El dolor dependerá principalmente de la localización del tumor y de la tolerancia individual al mismo. Lo más importante es que si padece dolor en cualquier fase de la enfermedad no se acepte como algo inevitable y lo comunique a su equipo médico. Actualmente existen un gran número de fármacos muy efectivos para el tratamiento del dolor. No es cierto que los fármacos opioides, como la morfina, produzcan adicción o que su prescripción sea sinónimo de fase terminal del cáncer.

¿Qué debo hacer si tengo fiebre?

Uno de los efectos secundarios más habituales después del tratamiento con quimioterapia es la disminución de las defensas, por lo que hay un mayor riesgo de infecciones. La fiebre o temperatura igual o superior a 38Cº es un mecanismo de defensa que tiene el organismo y que indica la presencia de una infección, por lo que en caso de aparición se debe poner en contacto con su centro hospitalario. Un análisis de sangre y una radiografía de tórax le permitirán valorar el motivo de la fiebre y saber el estado de las defensas y si necesita tratamiento de soporte antibiótico.

¿Cómo afectará el tratamiento a mis actividades diarias?

La posibilidad de llevar una vida normal durante el tratamiento depende del estado del paciente, de los síntomas que cause la propia enfermedad y de los efectos secundarios. Normalmente, la quimioterapia y la radioterapia se administran de forma ambulatoria por lo que el paciente regresa a su domicilio tras finalizar el tratamiento. No existe ninguna limitación de actividad asociada al tratamiento o a la enfermedad. Lo más razonable es seguir las indicaciones que le da su cuerpo: descansar cuando se necesite y estar activo cuando se encuentre bien.  

¿He de ir acompañado al tratamiento?

Los efectos secundarios de la quimioterapia no suelen aparecer hasta las 48h de la administración del tratamiento. No  obstante, se recomienda siempre a los pacientes que acudan acompañados a los tratamientos ya que estos fármacos no están exentos de efectos secundarios relacionados con la infusión del medicamento (reacciones alérgicas…) y muchos de ellos suponen largos periodos de administración, por lo que es normal que el paciente se sienta cansado tras la terapia.

¿Se me va a caer el pelo?

La caída del pelo o alopecia puede ser parcial o total y depende del tratamiento pautado y de los fármacos empleados, ya que no todas las quimioterapias hacen caer el pelo. El equipo médico le informará de antemano sobre el riesgo de alopecia asociado al tratamiento que se va a realizar. La caída del cabello no es inmediata tras la terapia, y suele producirse a partir de la tercera o cuarta semana desde la administración de la primera dosis del tratamiento. Por lo que  hay tiempo para obtener una atención personalizada y decidir qué opción estética es la más favorecedora.

La alopecia inducida por la quimioterapia es reversible y vuelve a crecer a las 3-4 semanas tras finalizar el último ciclo de tratamiento y es posible que  cambien el color y la textura del pelo.

¿Cómo puedo evitar las llagas en la boca?

Para evitar las llagas en la boca (mucositis) es imprescindible mantener una buena higiene bucal y cepillar los dientes tras cada comida con un cepillo de cerdas suaves. Se recomienda complementar la higiene bucal con enjuagues de solución fisiológica, alterno con agua y bicarbonato (1 vaso de agua + 1 cucharadita de bicarbonato). También puede hacer enjuagues con infusión de tomillo. Si se tiene prótesis dental, mejor no utilizarla si se presentan molestias.

¿Puedo teñirme el pelo mientras me estoy realizando el tratamiento?

Para el cuidado del pelo se recomienda utilizar un champú suave y evitar los tintes que contengan amoníaco.

¿El tratamiento afectará a mi piel?

También es muy importante durante el tratamiento el cuidado de la piel, ya que muchos de los tratamientos oncológicos pueden ocasionar toxicidad cutánea. Es importante ducharse a diario con agua tibia y utilizar un gel suave sin jabón y mantener la piel siempre hidratada. Evitar al máximo la exposición al sol y utilizar protector solar (UVA/UVB) de protección alta. Usar ropa holgada, de lino o algodón y evitar rozamientos con joyas, cremalleras o cinturones.

¿Puedo tener relaciones sexuales durante el tratamiento?

Siempre que el estado general del paciente lo permita se pueden mantener relaciones sexuales. Es importante recordar que se deben tomar medidas de protección para evitar el embarazo durante el tratamiento. Hay que tener en cuenta que durante el tratamiento puede haber disfunción sexual o disminución del deseo sexual y que es debido a la propia enfermedad y al tratamiento. No obstante, los efectos son reversibles una vez finalizado el tratamiento. Cuidar la imagen corporal es importante ya que ayuda a mantener la autoestima y su percepción de  aceptación por sus allegados.

¿Puedo tomar Viagra® durante el tratamiento?

El uso de la Viagra® durante el tratamiento puede estar indicado. Pero debido al gran número de fármacos utilizados en oncología, es imprescindible consultarlo previamente con el oncólogo para descartar posibles interacciones entre fármacos o enfermedades previas que contraindiquen su uso.

¿Cómo sé si el tratamiento está funcionando?

Durante el tratamiento, el médico solicitará pruebas de imagen (TAC, PET, RMN…) que ayudan a ver los cambios en el tamaño del tumor. Estas imágenes se comparan con las pruebas realizadas antes del tratamiento y ayudan a evaluar cual es la actividad del fármaco. El médico puede referirse a remisión completa (desaparición del tumor), remisión parcial (disminución del tumor), progresión (crecimiento) o estabilidad para definir la eficacia del tratamiento.  El tipo de pruebas realizadas y su frecuencia dependen del tipo de tumor y del tratamiento realizado.

¿Sirven de algo los tratamientos complementarios?

Las llamadas terapias alternativas, integrativas o complementarias, como en el caso de la homeopatía, acupuntura, técnicas de relajación, masajes, reiki… pueden tener un efecto muy beneficioso como ayuda en el tratamiento de los síntomas derivados de la enfermedad o el tratamiento. Se recomienda por eso consultar con el médico en caso de tomar tratamientos orales complementarios, ya que algunos de ellos pueden interaccionar con el tratamiento antitumoral.

¿Puedo tomar marihuana para reducir las náuseas de la quimioterapia?

Existen estudios y ensayos clínicos sobre el uso terapéutico de cannabioides, en condiciones médicas específicas, que demuestran que el principio activo de la marihuana tiene efectos beneficiosos en el control de efectos secundarios derivados del tratamiento oncológico (estimulante del apetito, antiemético y analgésico). Actualmente en España el uso del cannabis está prohibido por lo que los productos a base de extractos y concentrados no están regulados.

Una vez finalizado el tratamiento ¿Qué controles son necesarios?

Tras finalizar el tratamiento se siguen unos controles periódicos con pruebas radiológicas que son establecidas por el médico según el tipo de cáncer. Estos controles se complementan con una visita médica y una analítica. De esta manera, se pueden detectar de forma precoz posibles reapariciones o reactivaciones del tumor, lo que permite realizar el tratamiento óptimo antes de la aparición de síntomas y del crecimiento del tumor.

¿Qué pasa si el tratamiento no es efectivo o el cáncer reaparece?

Ante esta situación hay distintas posibilidades terapéuticas (segunda línea de quimioterapia, radioterapia o cirugía) en función de la localización del tumor, el tratamiento previo realizado y el estado actual de salud. Es posible también que le ofrezcan la posibilidad de participar en un ensayo clínico. Éstos permiten tener acceso a nuevas terapias prometedoras que aún no están disponibles en los centros de salud.  El médico ofrecerá el ensayo clínico personalizado que pueda dar mayor beneficio.

¿Qué pronóstico tiene el cáncer de pulmón?

Gracias al desarrollo de nuevos fármacos la supervivencia de los pacientes diagnosticados de cáncer de pulmón ha aumentado de manera progresiva. El pronóstico de la enfermedad depende del tipo de cáncer y del estadio del tumor. En los estadios I, II y III con enfermedad localizada, el tratamiento se considera con finalidad radical. Cuando la enfermedad no es curable, el objetivo es controlarla y cronificarla, como la hipertensión o la diabetes, y mantener la calidad de vida.

Hay que recordar que las estadísticas son solo estimaciones poblacionales y que en muchos casos no representan la evolución de cada individuo.

Líneas de investigación

¿Qué es un ensayo clínico?

Es una evaluación experimental de un medicamento en seres humanos para evaluar su seguridad y eficacia. Cuando se compara un medicamento experimental con un medicamento ya aprobado y utilizado en la práctica habitual permite conocer si el fármaco bajo investigación ofrece más beneficios respecto al medicamento ya existente. La participación en un ensayo clínico es voluntaria y puede retirarse del estudio si cambia de parecer. Los pacientes incluidos en un ensayo deben cumplir unas características comunes, por este motivo no todos los enfermos pueden ser incluidos aunque quieran participar.

¿Tienes otra pregunta más?

Si tienes otra pregunta que no ha sido respondida en esta página, no dudes en comentárnosla y un profesional le dará respuesta.

¡Gracias!

Hemos recibido tu pregunta y un profesional la estudiará para darte respuesta.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tu pregunta, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.

Información documentada por:

Ramon Mª Marrades
Laureano Molins
Noemí Reguart
Mari Carmen Rodríguez
David Sánchez
Núria Viñolas

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.