¿Qué es el Cáncer de Piel?

Tiempo de lectura: 4 min

El término cáncer engloba un grupo de enfermedades que se caracterizan por el desarrollo de células anormales, que se dividen y crecen sin control en cualquier parte del cuerpo. En este caso, el cáncer de piel está formado por diferentes tumores malignos que tienen un diagnóstico, tratamiento y pronóstico distinto.

¿A cuántas personas afecta?

El cáncer de piel es el más frecuente de todos los cánceres en nuestra población. La incidencia en España es de 300 casos por cada 100.000 habitantes al año. Una de cada cinco personas desarrollará un cáncer cutáneo a lo largo de su vida.  Se estima que el 50% de los mayores de 65 años sufrirá algún tipo de cáncer de piel y un 25%, dos o más tumores malignos de piel a lo largo de su vida.

Tipos de Cáncer de Piel

Los principales tipos de cáncer de piel son el carcinoma basocelular, el carcinoma escamoso, el melanoma y un grupo de otros tumores menos frecuentes, como el linfoma y los tumores de las glándulas de la piel, el pelo y las uñas (anejos cutáneos).

Carcinoma basocelular, basalioma, o carcinoma de células basales

Es el tumor de piel más frecuente. Se puede encontrar en cualquier zona de la piel expuesta al sol, aunque la más habitual es la cara. El riesgo de la aparición de un carcinoma basocelular aumenta si el paciente tiene un familiar con cáncer de piel. Y es más frecuente si ha existido una exposición acumulativa de luz ultravioleta o de sustancias químicas carcinogénicas, en especial el arsénico.

Este tumor es más común en mujeres y personas mayores de 50 años. Cada año son diagnosticados más de 200 nuevos casos por cada 100.000 habitantes.

Su crecimiento suele ser lento. Se manifiesta como una lesión un poco elevada o un nódulo, de color rosado o pigmentado que puede sangrar. Este tumor suele tener un pronóstico favorable cuando se extirpa de forma inicial. Es poco frecuente que se produzca metástasis.

Carcinoma escamoso o carcinoma de células escamosas

Es el segundo cáncer de piel en orden de frecuencia y se observa en pacientes a partir de los 50 años, con pieles claras y exposición solar acumulada. Es más habitual en pacientes que han necesitado un trasplante y siguen un tratamiento de larga duración con inmunosupresores.

Del carcinoma escamoso se diagnostican 38 casos por cada 100.000 habitantes al año. Se manifiesta como una lesión escamosa que crece de manera progresiva hasta convertirse en un tumor que puede sangrar. Este tumor suele tener un pronóstico favorable cuando se extirpa de forma inicial y, en algunos casos, puede causar metástasis en otros órganos,  especialmente en los ganglios linfáticos.

Melanoma

Es un tumor maligno originado en los melanocitos de la piel o lunares (nevus). Representa el 4% de todos los cánceres de piel y es el responsable del 80% de las muertes. La incidencia es de 8-10 casos por cada 100.000 habitantes, y es más usual en mujeres. Aunque afecta a todas las edades es más frecuente a partir de los 55 años.

En la última década se ha observado un incremento de este tipo de tumores, sobre todo, en poblaciones de jóvenes de entre 25 y 29 años. Este aumento está directamente relacionado con una mayor exposición solar y el uso de métodos artificiales de bronceado (lámparas de rayos UVA).


A pesar de que la exposición solar suele ser la causa principal del cáncer de piel, hay zonas como la planta del pie, la zona genital, la mucosa nasal o la zona ocular, a las que no les da el sol y se pueden ver afectadas. Por este motivo, también existen factores genéticos hereditarios que explican algunos casos de melanoma. 

Otros tumores de la piel

Existen otros tumores menos frecuentes de la piel, como el linfoma cutáneo o los tumores anexiales o del tejido conectivo. El linfoma cutáneo se manifiesta de manera inicial como una mancha roja que puede extenderse y desarrollar un tumor. Los tumores anexiales malignos tienen formas de presentación muy diversa, en forma de nódulos de consistencia firme al tacto, de color rosado o pigmentado, que crecen de tamaño y cambian de forma con cierta rapidez. En algunos casos pueden sangrar.

Información documentada por:
Josep MalvehyDermatólogo — Servicio de DermatologíaEugenia MolinerEnfermera — Servicio de Dermatología

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.