Diagnóstico del Cáncer de Colon y Recto

Tiempo de lectura: 2 min

La colonoscopia es la técnica de elección para el diagnóstico del cáncer de colon y recto. Esta exploración permite observar la totalidad del interior del colon y recto y obtener muestras de tejido de cualquier lesión identificada para su posterior estudio anatomopatológico.

Para su realización, es necesario efectuar una limpieza del colon mediante la administración de una sustancia evacuante el día previo y/o el mismo día de la prueba. Además, dado que la insuflación de aire en el colon, necesaria para conseguir una correcta distensión del colon, produce molestias o incluso dolor, es aconsejable realizarla bajo sedación.

La mortalidad asociada a la colonoscopia es de 0,3 casos por cada 1.000 exploraciones. La tasa de perforación intestinal o hemorragia es de 1-5 casos por 1.000 exploraciones.

Grado de extensión o estadificación del Cáncer de Colon y Recto

En caso de diagnosticarse un cáncer de colon, el estudio de extensión debe completarse con una TC abdominal y una radiografía simple de tórax. Si el diagnóstico es de cáncer de recto, debe realizarse una resonancia magnética (RM) pélvica para la evaluación locorregional y una TC torácico-abdominal para estudiar la extensión a distancia.

Cuando hay nódulos hepáticos sospechosos de metástasis por TC de pequeño tamaño, se realiza una RM hepática para caracterizar y establecer el número de lesiones. 

Siempre que se establece el diagnóstico de cáncer colorrectal y antes de empezar cualquier tratamiento, es necesario determinar los marcadores tumorales a través de una analítica de sangre para determinar la concentración sérica de lactato dehidrogenasa (LDH) y del antígeno carcinoembrionario (CEA). Este último marcador es determinante, ya que su elevación tras la operación puede ser indicativa de reaparición de la enfermedad. No obstante, hay que señalar que la determinación de CEA no es un método útil para el diagnóstico del cáncer colorrectal ni para su cribado.

TNM ESTADIO EXTENSIÓN

Tis N0 M0

0

Carcinoma in situ

T1 N0 M0

I

Submucosa

T2 N0 M0

I

Muscular propia

T3 N0 M0

IIA

Subserosa/mesorrecto

T4 N0 M0

IIB Perforación o invasión de otros órganos

T1-2 N1 M0

IIIA

1-3 ganglios invadidos

T3-4 N1 M0

IIIB

1-3 ganglios invadidos

T1-4 N2 M0

IIIC

4 o más ganglios invadidos

T1-4 N1-2 M1 IV Metástasis

 

Información documentada por:
Francesc BalaguerGastroenterólogo — Servicio de GastroenterologíaMª Rosa CostaEnfermera — Servicio de Cirugía GastrointestinalAntonio LacyCirujano General y Digestivo — Servicio de Cirurgia GastrointestinalEstela PinedaOncóloga — Servicio de Oncología Médica

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.