Artrosis

Vivir con Artrosis

Tiempo de lectura: 3 min

Las recomendaciones principales para prevenir el desarrollo de la enfermedad es seguir una alimentación sana y equilibrada, realizar ejercicio físico moderado y evitar la obesidad.

Báscula con un peso correcto

Evitar la obesidad. El peso corporal correcto ayuda a prevenir el desarrollo de la enfermedad.  Si se presenta sobrepeso, los profesionales de la salud pueden ayudarle a disminuirlo a través de una alimentación adecuada.

mujer nadando

Ejercicio. El ejercicio físico suave, como andar por terreno llano, hacer natación o ir en bicicleta, ayudan a prevenir y mejorar la artrosis articular.

No es conveniente hacer ejercicio de alto impacto, ya que empeoraría el estado de la articulación y aumentaría los síntomas de la artrosis.

En momentos de mucho dolor es recomendable realizar un periodo de reposo relativo.

Masajes intensos

Fisioterapeuta. Un fisioterapeuta puede ayudar a mejorar la funcionalidad de la articulación afectada y a disminuir el dolor que produce esta enfermedad; a través de una pauta de ejercicio físico adaptado y específico para cada persona y para cada tipo de artrosis de manos, codos, hombros, columna, caderas, rodillas y tobillos.

El uso de aparatos de electroterapia (como por ejemplo ultrasonidos, corrientes antiálgicas, magnetoterapia…) ayudan a disminuir la inflamación y el dolor.

Calor y frío como tratamiento del dolor

Calor y frío. Hay que usar calor o frío, lo que mejor alivie, pero no más de 20-30 minutos al día.

En general el calor, aplicado en forma de baño o con una manta eléctrica, es más beneficioso en la artrosis. Por la mañana es normal que duela más, debido a la inactividad de la noche; por ello, el baño caliente por la mañana es una buena manera de desentumecer las articulaciones afectadas.

El frío es bueno para reducir la inflamación y tonificar la zona, es útil aplicar frío local mediante bolsas de hielo o baños fríos.

Las aguas termales de los balnearios también alivian el dolor y permiten hacer ejercicio mientras se flota sin cargar peso en las articulaciones.

 

Las pastillas correctas

Medicación. No hay que automedicarse. Hay que tomar los analgésicos, antinflamatorios, geles y cremas, infiltraciones locales y fármacos que el médico prescriba de manera individualizada a cada paciente.

Vivir con una prótesis articular

Las personas que llevan una prótesis, ya sea en la cadera, la rodilla, el tobillo, el codo o el hombro, pueden llevar una vida normal.

Es más, muchos pacientes recuperan actividades que antes no podían realizar y la mayoría de ellos reanudan sus actividades deportivas o de recreación. Si bien, no todos los deportes son aconsejables, sobre todo aquellos que puedan predisponer a sufrir golpes y caídas. Ante todo se debe consultar con el médico cuáles son los ejercicios y/o deportes recomendables en cada caso.

El paciente seguirá un control clínico y radiológico de forma periódica para comprobar el adecuado funcionamiento del implante.

Información documentada por:

Jenaro A. Fernández-Valencia Laborde
Anna Martín
Ana Monegal
Rosa Marina
Nuria Sapena

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.