Alzheimer

Pronóstico de la enfermedad de Alzheimer

Tiempo de lectura: 3 min

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa y, como tal, provoca un empeoramiento progresivo de los síntomas y del grado de dependencia.

Dentro de la evolución de la enfermedad se distinguen diferentes etapas:

  • Deterioro cognitivo leve. Etapa en que el paciente tiene problemas de memoria pero preserva su autonomía y no necesita ayuda de terceros.
  • Demencia. Cuando el paciente ya tiene dificultades para hacer actividades solo. Puede ser demencia leve cuando únicamente tiene dificultades en tareas complejas, o demencia severa, cuando ya no puede hacer ninguna tarea y ha perdido la capacidad de hablar y de andar.

Cada una de estas etapas dura una media de 2 años, pero hay personas que pueden mantenerse en fases iniciales durante muchos más años y otros tener una evolución más rápida. Las personas que sufren la enfermedad viven de media entre 8 y 10 años desde el diagnóstico, pero su duración puede ser mayor, hasta 20 años de evolución, dependiendo de diferentes factores.

Complicaciones agudas

Las posibles complicaciones de la enfermedad de Alzheimer dependen de la fase en que se encuentre el enfermo.

Cambios de conducta

Alteraciones conductuales. El paciente con enfermedad de Alzheimer, especialmente en fases moderadas o moderadamente severas, puede presentar marcados cambios en la conducta en forma de irritabilidad, agresividad o confusión que pueden ir acompañados de ideas delirantes y/o alucinaciones. A pesar de que son síntomas que pueden aparecer de forma progresiva, a veces también pueden aparecer de manera aguda en horas o días. En muchas ocasiones, estos episodios son causados por cambios en las rutinas del paciente o por un problema médico, aunque pueden ser leves y no siempre fáciles de identificar.

Infección respiratoria en persona mayor

Infecciones respiratorias o urinarias. En fases avanzadas de la enfermedad son frecuentes las infecciones de las vías respiratorias y los problemas de incontinencia urinaria. También aparece dificultad a la hora de tragarse correctamente los alimentos.

Complicaciones crónicas

La enfermedad de Alzheimer es crónica y progresiva. Las posibles complicaciones crónicas varían según la fase de la enfermedad en que se encuentre el paciente.

Diferentes estados de ánimo

En las fases iniciales, es frecuente que aparezca un trastorno del ánimo, que puede ser parte de la misma enfermedad o puede ser secundario a la preocupación por los problemas cognitivos observados, o por el diagnóstico, sobre todo si este es precoz .

Cambios de conducta

En les fases moderadas y moderadamente severas la complicación crónica más relevante es la aparición de problemas conductuales en forma de irritabilidad, confusión, agresividad (habitualmente verbal), falsos recuerdos o ilusiones. Con frecuencia, estos síntomas son fluctuantes, con un predominio vespertino (efecto puesta de sol). Si bien estos síntomas son muy frecuentes en el curso de la enfermedad, en la mayoría de pacientes o no son disruptivos o son transitorios.

soñar, sueño recurrente

En fases moderadas o moderadamente severas también es frecuente la alteración del ritmo del sueño. El paciente quiere irse a la cama más temprano por lo que se despierta más pronto, o bien, no consigue dormir toda la noche y se levanta varias veces.

Persona mayor en cama

En fases severas, la principal complicación es la inmovilidad y sus complicaciones asociadas (síndrome de inmovilidad).

Por otro lado, la enfermedad de Alzheimer no solo tiene efectos en el enfermo que la sufre, sino que también, de una manera directa y relevante, en la persona o personas que se hacen cargo de su cuidado. En este sentido, una complicación crónica de la enfermedad es el síndrome de sobrecarga del cuidador, que es un deterioro de la salud mental y/o física de la persona que cuida del enfermo por el hecho de cuidarlo.

Información documentada por:

Raquel Sánchez-Valle
Neus Falgàs
Soledad Barreiro

Publicado: 9 de abril del 2018
Actualizado: 9 de abril del 2018

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.