¿Qué es el Parto?

Tiempo de lectura: 5 min

El parto normal es el proceso fisiológico único con el que la mujer finaliza su gestación a término, en el que están implicados factores psicológicos y socioculturales. Su inicio es espontáneo, se desarrolla y termina sin complicaciones, culmina con el nacimiento y no implica más intervención que el apoyo integral y respetuoso del mismo.

Tipos de Parto

  • Vaginal. El parto vaginal es el más frecuente y fisiológico. El parto vaginal también puede ser instrumental, que es aquel que se lleva a cabo con la utilización de fórceps, espátulas o ventosas.
  • Cesárea. Incisión o corte en el  abdomen y en el útero para extraer al bebé. Pueden ser programadas para una fecha concreta por motivos de salud de la madre o del feto o ser necesaria durante el transcurso del parto. 

Parto normal

El parto normal es aquel que se desencadena de manera espontánea entre las 37 y 42 semanas de gestación, empieza con un aumento del número de contracciones y de su intensidad, o bien, puede ser por una rotura de la bolsa de las aguas, sin tener contracciones. Se debe acudir a urgencias si:

  • Las contracciones son regulares. 1 cada 5 minutos durante 2 horas en el primer parto o 1 cada 5 minutos durante 1 hora en los partos siguientes.
  • Rotura de la bolsa de aguas. Si las aguas son claras puede ir a urgencias tranquilamente. En el caso de que el color de las aguas sea de color verde o marrón se debe acudir rápidamente a urgencias.

Una comadrona o un ginecólogo realizan la valoración inicial en urgencias y se decide si se ingresa o si se puede volver al domicilio. Puede darse el caso que se tengan contracciones, pero que aún no se cumplan los criterios de ingreso.

Inducción del Parto

La inducción del parto se trata de un procedimiento dirigido a desencadenar el parto de forma artificial por medios mecánicos, médicos o ambos en un intento de que el parto tenga lugar por vía vaginal. Las indicaciones de la inducción del parto pueden ser por causa materna o por causa fetal.

La maduración cervical forma parte de la inducción del parto. Es un procedimiento que se emplea para mejorar las condiciones del cuello uterino. El objetivo es mejorar los resultados de la inducción, lo que se traduce en la disminución del tiempo del parto y del número de cesáreas.

Entre los métodos utilizados para provocar la maduración del cuello del útero están los medios mecánicos y los farmacológicos.

Métodos mecánicos de inducción al parto

  • Maniobra de Hamilton. Consiste en el despegamiento con los dedos del ginecólogo o la matrona del polo inferior de la bolsa amniótica para favorecer la liberación de prostaglandinas y desencadenar contracciones. Se hace a través de un tacto vaginal y suele resultar un poco molesto, dejando posteriormente la vagina dolorida. A veces se acompaña de pequeñas pérdidas de sangre o moco cervical.
  • Amniotomía. Es la rotura de las membranas de la bolsa amniótica. Esta rotura no resulta dolorosa, salvo el propio tacto vaginal que conlleva. La rotura de las membranas estimula la secreción de prostaglandinas y posteriormente la de oxitocina.

Métodos farmacológicos de inducción al parto

  • Prostaglandinas. Son fármacos que se aplican localmente en el fondo de la vagina y el cuello uterino. Lo administra un ginecólogo. La prostaglandina más empleada es la dinoprostona (PGE2) y se presenta en forma de gel o de cintilla vaginal de liberación lenta.
    • El gel de prostaglandinas se introduce en el canal del cuello uterino y se deja al menos 6 horas antes de aplicar la oxitocina.
    • El dispositivo de liberación lenta se coloca alrededor del cuello uterino y tiene como ventaja que se puede retirar fácilmente ante cualquier complicación en la madre o el feto (sufrimiento fetal o exceso de contracciones). Esta cintilla se suele dejar unas 12 horas antes de iniciar la administración de oxitocina.

Tanto una como otra forma de administración de prostaglandinas tienen como misión madurar el cuello del útero y provocar contracciones.

  • Oxitocina. Administración de oxitocina intravenosa con monitorización externa continua.

Si se produce el nacimiento antes de la semana 37, el recién nacido se considera prematuro.

Métodos para el alivio del dolor del Parto

Embarazada recibiendo epidural en las lumbares

Analgesia peridural. La anestesia epidural o anestesia peridural consiste en la introducción de un anestésico local en el espacio epidural, de manera que las terminaciones nerviosas quedan bloqueadas a nivel de la médula ósea, concretamente a su salida. Se administra por un anestesiólogo a través de un catéter muy delgado, que se introduce en la zona lumbar de la columna y, luego, en el área que recubre la médula espinal.

Es la técnica que ayuda a controlar el dolor durante el parto.

El efecto de la analgesia empieza a los 15 o 20 minutos por lo que si se prevé un parto inminente no tiene sentido realizar esta técnica.

Las complicaciones son poco frecuentes y suelen ser leves, como una disminución temporal de la presión arterial o dolor de cabeza y de espalda durante unos días. Referente a las complicaciones graves incluyen sensación de ahogo, extensión de la anestesia al pecho y brazos, infección o sangrado del espacio peridural y reacción alérgica.

En caso de cesárea se puede aprovechar el mismo catéter ya introducido para administrar la dosis adecuada.

oxido nitroso parto

Óxido nitroso. Es una mezcla gaseosa de un gas anestésico, de óxido nitroso y oxígeno en una proporción prefijada, al 50%. La paciente solo tiene que respirar antes de cada contracción uterina, para que el gas entre en el organismo y tenga efecto. Se necesita una máscara o dispositivo bucal desechable para cada gestante, a través del cual es inhalado intermitentemente. Sirve para controlar el dolor de las contracciones, pero no lo elimina, su efecto analgésico es moderado. En raras ocasiones aparecen problemas serios. Puede provocar náuseas y vómitos, somnolencia y alteración del recuerdo.

hidroterapia parto inmersión agua mujer embarazada

Hidroterapia. La hidroterapia en el trabajo de parto consiste en la inmersión en agua de una mujer embarazada en cualquier etapa del trabajo de parto, sumergiendo el abdomen dentro del agua por completo. Entre sus beneficios se produce: una disminución del dolor, aumento de la satisfacción materna, reducción del uso de analgesia epidural, menores traumas perineales y episiotomías.

La Episiotomía

episiotomía

Es la realización de una incisión quirúrgica en la zona del perineo femenino, que comprende piel, plano muscular y mucosa vaginal, cuya finalidad es la de ampliar el canal "blando" para abreviar el parto y apresurar la salida del feto. Se realiza con tijeras o bisturí y requiere sutura.

Información documentada por:

Isabel Benito
Sandra Hernández
Maria Àngels Martínez

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.