Síntomas del Dolor Torácico

Tiempo de lectura: 3 min

Para determinar la causa que ocasiona el dolor torácico hay que conocer si su inicio es brusco y muy intenso, y en este caso se asociaría a la presencia de disección aórtica, neumotórax o embolia pulmonar. O, por el contrario, si este es gradual, descrito como malestar, opresión, que empeora con el esfuerzo, que entonces sería más sugestivo de síndrome coronario agudo. 

En la evaluación del dolor torácico hay que considerar también la presencia de síntomas asociados: 

  • Síndrome coronario agudo. La sudoración, las náuseas, los vómitos, la sensación de mareo o la pérdida de conocimiento son síntomas habituales del síndrome. En pacientes de mayor edad pueden presentar sensación de falta de aire, debilidad, confusión mental o pérdida brusca de conocimiento. 
  • Disección aórtica. Puede tener múltiples síntomas asociados en función de la parte de la aorta que esté afectada y la extensión de la disección, puede presentar: pérdida de conocimiento, síntomas neurológicos (pérdida de la movilidad de una parte del cuerpo o de la mitad del cuerpo, alteración del estado mental). 
  • Embolia pulmonar. El síntoma acompañante más frecuente es la falta de aire (disnea), puede presentarse también como pérdida de conocimiento, tos, expectoración con sangre (hemoptisis), décimas de fiebre y, muchas veces, está precedido de dolor e hinchazón de una pierna (sugiere trombosis a este nivel). 
  • Neumotórax o neumonía, derrame pericárdico o pleural. La falta de aire también suele ser el síntoma predominante. 
  • Bronquitis, faringitis o agudización de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). La tos con expectoración con sangre y fiebre.
  • Causas gastrointestinales. Las náuseas y los eructos normalmente son indicativos de causas gastrointestinales, aunque no debe olvidarse que las náuseas también pueden estar presentes en el síndrome coronario agudo. 
Los síntomas de alarma ante un paciente con dolor torácico son: dolor o desconfort intenso, irradiado a cuello, brazos, mandíbula o espalda, acompañado de sudoración, náuseas, falta de aire y pérdida de conocimiento.

Descripción del Dolor Torácico

El dolor agudo, descrito como la sensación de que te atraviesa un cuchillo o que cambia con la posición, tiene muchas menos posibilidades de ser producido por un síndrome coronario agudo.

  • Síndrome coronario agudo. El dolor se describe más como malestar, desconfort, presión, pesadez o sensación de plenitud, que como dolor. Normalmente, se localiza en la parte izquierda o central del pecho y puede extenderse (irradiarse) hacia el brazo, cuello, mandíbula o espalda, pero, en ocasiones, es difícil precisar la localización. Puede iniciarse en reposo, después de un esfuerzo, o tras una situación de estrés. Si además el dolor aumenta con el esfuerzo, incrementa significativamente las probabilidades de que presente un síndrome coronario agudo. Hay que tener en cuenta que si se es de edad avanzada, diabético o mujer, puede no tener una clínica tan típica y presentar síntomas menos específicos como debilidad o sensación de falta de aire. 
  • Disección aórtica. El dolor suele ser muy intenso, desgarrador, normalmente localizado en la parte anterior del pecho, pero también puede iniciarse en la espalda y extenderse hacia el abdomen, dependiendo de que parte de la arteria aorta esté afectada y de la extensión de la disección. 
  • Embolia pulmonar. El dolor es también agudo, pero no tiene una característica típica que lo defina. Suele empeorar con la respiración profunda y acompañarse de falta de aire. No obstante, también puede presentarse, únicamente, como falta de aire sin dolor torácico. 
  • Neumotórax. El dolor se localiza en el pulmón afectado, suele ser agudo, sordo. 
  • Pericarditis. El dolor es muy posicional, en general empeora al estar acostado y mejora al sentarse e inclinarse hacia delante, también empeora con la respiración profunda. El dolor torácico agudo, bien localizado, que se desencadena o aumenta con la palpación de la pared torácica o con el movimiento es muy característico de causas músculo-esqueléticas
  • El dolor descrito como quemante, ardor, en el pecho o área del estómago, suele ser más característico de causas gastrointestinales

¿Cuánto dura el dolor torácico?

El dolor torácico en el caso de una angina de pecho tiene una duración de pocos minutos y en el infarto es más prolongado. Se calma o mejora con el reposo o tras la administración de nitratos. 

En cambio, el dolor no coronario es a menudo de poca duración. Se describe como punzante, intenso, de fácil localización incluso con un solo dedo (sobre todo el submamario). Puede modificarse con la respiración.

Información documentada por:
Beatriz LópezMédico de Urgencias — Servicio de UrgenciasEmilia VázquezEnfermera — Servicio de Urgencias

Publicado: 20 de febrero del 2018
Actualizado: 20 de febrero del 2018

Suscríbete

Recibe información cada vez que este contenido se actualice.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.