Cuidando al Cuidador

Higiene postural para las personas cuidadoras

Tiempo de lectura: 2 min

A veces podemos encontrar que nuestro familiar tiene dificultad o precisa ayuda para levantarse, sentarse e incluso hay que realizarle cambios posturales en la cama.

Algunos consejos son:

  • Mantener el cuerpo alineado y que tenga una base de soporte amplia
  • Mantener a la persona cercana al cuerpo tanto al levantarla como al moverla
  • La altura de la cama ha de permitir que la persona cuidadora pueda movilizar a la persona que cuida sin doblar la espalda. Aproximadamente debe estar a la altura de su cadera.
  • Usar las manos y los brazos al levantar o movilizar
  • Girar todo el cuerpo (piernas, cadera y espalda) al cambiar la dirección del movimiento, no sólo la cintura y espalda
  • Al estar de pie, colocar un pie más adelantado que el otro
  • Trabajar con movimientos suaves e iguales
  • Fortalecer los músculos de las zonas con las que más trabaja: abdomen, espalda, piernas y brazos
  • Seguridad en el agarre: estar seguros que no se nos va a soltar o escurrir
  • Contar si es posible con ayudas técnicas que puedan ser útiles y/o pedir ayuda a otras personas
  • No estar demasiado tiempo en la misma postura
  • Explicar siempre los movimientos que se van a realizar y pida la colaboración de la persona mayor               
  • Evitar el sobrepeso

Si siente dolor o molestia en la espalda consulte con el profesional sanitario correspondiente.

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.