Cuidando al Cuidador

Alteraciones en la evacuación

Tiempo de lectura: 2 min

Estreñimiento

Los síntomas del estreñimiento son heces duras y secas, con dificultad para su expulsión y acompañado de dolor. La disminución de la movilidad acompañada de un escaso aporte hídrico,  son factores claves para el riesgo de estreñimiento. Es posible que la ingesta de algunos fármacos ayude también al estreñimiento.

  • Llevar un control de evacuación.
  • Aumentar la toma de fibra: legumbres, pan integral, frutas, verduras
  • Aumentar la ingesta de líquidos
  • Facilitar el acceso al baño
  • Responder rápido cuando expresan la necesidad de ir al baño, no retrasarlo
  • Realizar, en la medida de lo posible, ejercicio físico y si la persona no puede moverse, realizar gimnasia pasiva y realizar masajes abdominales siguiendo la dirección de las agujas del reloj

Tanto en caso de diarrea como de estreñimiento deben ingerirse muchos líquidos.

Diarrea

La diarrea es la eliminación de heces de aspecto acuoso que en ocasiones va acompañada de dolor abdominal, nauseas o vómitos. Se debe consultar con un profesional en caso de que la diarrea vaya acompañada de sangre, diarreas continuas durante más de una semana y/o acompañadas de dolor abdominal, fiebre o vómitos que lleguen a impedir la ingesta de líquidos. 

En caso de diarrea:

  • Asegurar una higiene adecuada, con especial atención a la zona perianal, ya que las heces líquidas son muy irritantes
  • Se recomienda realizar una dieta blanda
  • Introducir alimentos astringentes: arroz, zanahoria, manzana, plátanos, tomate crudo y/o pescado blanco cocido no en caldo
  • Evitar la deshidratación con un aporte de líquidos: infusiones, zumos naturales, agua. Dar de forma frecuente y en poca cantidad
  • Evitar los líquidos muy fríos o muy calientes porque estimulan el movimiento intestinal
  • Identificar porqué se produce la incontinencia fecal y urinaria: fármacos, infecciones o trastornos psicológicos
  • Adquirir rutinas para, en la medida de lo posible, controlarla y normalizarla
  • Vigilar la higiene para evitar infecciones y lesiones en la persona cuidada
  • Recurrir a cualquier ayuda para minimizar las consecuencias de la incontinencia. Solicitar ayuda profesional. Su enfermera puede ayudarle.

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.